Comienzo de clases: consejos para evitar el contagio de pediculosis

Con el regreso a clases, pueden volver los indeseables visitantes a las cabezas de los niños. Algunas recomendaciones de los pediatras para evitar contagios de pediculosis.

El regreso a clases y a otras actividades extracurriculares (como los deportes en el club o natación) puede desatar el contagio de piojos, los pequeños parásitos que suelen afincarse en las cabezas de las personas. Por ello, los pediatras dan algunos consejos —en algunos casos se trata de cuidados sencillos y básicos— para evitar su propagación.

Los piojos adultos tienen el tamaño de las semillas de sésamo, mientras que las liendres (huevos) son más pequeñas, similares en tamaño a una escama de caspa. Tanto los piojos como las liendres se encuentran en el cuero cabelludo y también detrás de las orejas. Al ser parásitos, los piojos necesitan alimentarse de sangre humana para sobrevivir. Los piojos de la cabeza son más frecuentes en niños de 5 a 11 años, aunque pueden afectar a cualquier persona. Se transmiten fácilmente por contacto estrecho, tal como ocurre en el hogar y en la escuela.

¿Cuáles son los indicios de que hay parásitos en la cabeza? Unos de los primeros síntomas es la sensación de cosquilleo en la cabeza. Otra es la picazón frecuente, que es causada por una reacción alérgica a las picaduras. También pueden presentarse excoriaciones, producto del rascado. E incluso éstas pueden sobre infectarse con bacterias, en cuyo caso requiere de un tratamiento específico. Por las molestias, la pediculosis puede causar problemas para dormir.

Para ayudar a controlar un brote de piojos en la escuela, por ejemplo, hay que enseñarles a los niños a erradicar ciertas costumbres. Una es evitar el contacto de cabeza con cabeza (cabello a cabello) al jugar y realizar otras actividades en la casa, el colegio y en otros ámbitos, tales como actividades deportivas, parques, pijamadas o campamentos. También hay que tratar de no compartir gorras, uniformes deportivos, cintas del cabello o broches. Tampoco peines, cepillos o toallas utilizados por una persona con pediculosis. En todo caso hay que remojarlos en agua caliente durante 5 a 10 minutos antes de usarlos. Para el control de la pediculosis, los más recomendables son los tratamientos aprobados, que incluyen los productos de venta libre, sin receta médica; o aquellos recetados en fórmulas de champú, acondicionador y/o loción o los medicamentos orales (pastillas).

Es muy útil utilizarlos junto al peine fino, para quitar piojos y liendres. Los pediatras recuerdan que hay productos para piojos que no deben usarse en niños menores de 2 años. Por lo tanto, es importante consultar al pediatra cuál es el mejor tratamiento, el más conveniente de acuerdo a la edad, peso y el grado de pediculosis que presenta el pequeño.

Tragedia en el paraíso: joven argentina muere en accidente en Cancún

Betiana Sánchez, de 27 años, falleció en un trágico choque mientras vivía con su novio en México. Familiares buscan fondos para repatriar su cuerpo. En...

Argentina lidera inflación la inflación en América Latina por sexto mes consecutivo

El país registra un alza del 11% en marzo, consolidándose como líder regional en incremento de precios. El Índice de Precios al Consumidor (IPC) de...

Revelaciones en el caso Báez Sosa: Acusaciones y demandas de un imputado

Máximo Thomsen señala fallas en la defensa y apunta hacia otro rugbier por el crimen de Fernando Báez Sosa. El principal imputado por el asesinato...