Abuelo mercedino de 83 años está por quedarse en la calle y le suplica al presidente por una casa

“No aguanto más, dijo entre lagrimas de dolor, espero que el Gobierno me ayude”, "Si no consigo la casa me pego un tiro" manifestó.


Jacinto Roque Ojeda cumplía funciones en el club Colegiales en donde le daban un sitio para vivir, pero ahora debe dejar el lugar porque ingresará otra persona a su puesto.

A pocas horas que el presidente de la Nación Alberto Fernández aterrice en la ciudad de Villa Mercedes para entregar 300 viviendas junto al gobernador Alberto Rodríguez Saá, un hombre de 83 años llorando imploró ser uno de los beneficiados.

Ojeda hace poco tiempo quedó viudo y trabajó por más de 42 años en el club Colegiales: “No les hace falta una persona de tanta edad, necesitan alguien más joven. Desde el club me dicen que tengo que desocupar la casa para traer a gente nueva y no tengo donde ir”.

“Si no consigo la casa me pego un tiro, espero que el Gobierno me dé una ayuda, estoy en la calle, no aguanto más”, expresó llorando en diálogo con FM Latina.

El abuelo aseguró que le envió una nota al ministerio de Vivienda en donde le informaron que debía asistir hoy al evento para evaluar la posibilidad de que pueda acceder a una casa.

“Por lo menos, los años que me quedan pueda pasarlos tranquilos”, dijo al último Ojeda

sa45de2fv3s.jpg

Publicidad