Allanaron al sospechoso de robar en la casa del bombero fallecido "Javier Díaz"

Procedimiento. Fue en un domicilio de la manzana 233 del barrio Néstor Kirchner, en la zona sur de la capital. Foto: Inés Cobarrubia.
Procedimiento. Fue en un domicilio de la manzana 233 del barrio Néstor Kirchner, en la zona sur de la capital. Foto: Inés Cobarrubia.

El hecho ocurrió el domingo en el barrio 200 Viviendas, donde habitaba el bombero fallecido hace poco más de un mes. La policía continúa con la investigación


Este lunes, el personal de la Comisaría 41ª, por orden de la fiscal María Eugenia Zabala Chacur, requisó una vivienda del barrio Néstor Kirchner, donde reside un joven que el domingo a la mañana habría desvalijado una casa del barrio 200 Viviendas de la capital. El jefe de la dependencia, comisario Ariel Altamirano, detalló que durante el procedimiento lograron secuestrar un par de zapatillas, una campera y un pantalón —vestimenta que el sospechoso llevaba puesta al momento del hecho—, un pendrive y unos auriculares, que fueron denunciados por la damnificada como parte del botín.

Dijo que gracias al registro de las cámaras de seguridad de la casa de la víctima lograron identificar al sospechoso, quien tiene 17 años y vive en la manzana 233 del barrio Néstor Kirchner, ubicado en la zona sur de la ciudad.

El robo ocurrió en la casa del bombero Javier Díaz, quien murió el 22 de abril pasado. En noviembre de 2009 integró las cuadrillas de combate contra los incendios forestales, ocurridos en un campo de Donovan, y quedó con secuelas.

Dora López, su mamá, contó que el robo sucedió entre las 9 y las 9:30 del domingo. Dijo que la madre de su nieto y el chico estaban en la casa de unos familiares, y, cuando esa mañana miraron las cámaras de seguridad desde el celular para ver si todo estaba en orden, notaron que estaban apuntando hacia otra dirección y eso les llamó la atención.

Cuando llegaron al domicilio se encontraron con la desagradable noticia del robo y al mirar de nuevo las filmaciones vieron que un muchacho estuvo golpeando las manos, luego lanzó una piedra hacia la ventana y, como nadie salió, violentó la puerta e ingresó.

“Se llevó un televisor de unas 32 pulgadas, una bicicleta, una PlayStation 4 que Javier le compró a su hijo, un par de zapatillas, dinero y una riñonera que tenía documentación de Javier”, detalló la mujer.

Por su parte, el comisario Altamirano agregó que además de todo eso, el delincuente se llevó unos auriculares, que fueron secuestrados durante el allanamiento, e indicó que el dinero sustraído rondaría los 20 mil pesos. Resaltó que si bien lograron identificar al chico a través de los videos, también contaron con el testimonio de vecinos, quienes aportaron sus características físicas y de sus vestimentas.

Por último, refirió que continúan con la investigación para lograr recuperar el resto de los elementos sustraídos, que, según señaló el sospechoso, fueron vendidos.

Publicidad