Allanaron seis viviendas de chicos vinculados a una banda delictiva

La mayoría son menores. Les adjudican robos cometidos en la zona norte de la ciudad. No hubo detenidos.


La zona norte de la ciudad capital se vio movilizada por un gran despliegue policial, que este jueves irrumpió en las viviendas de seis sospechosos, en su mayoría menores de edad, presuntamente involucrados en múltiples ilícitos en ese sector de la ciudad. Los investigadores los apodaron como “La Banda del Pollo”, como el seudónimo de uno de sus miembros, a quien le secuestraron un revólver calibre 32.

Según reveló un informante, la banda era seguida por los investigadores desde hace poco más de un año, aunque el pasado jueves 25 de agosto hubo un hecho que les dio pruebas suficientes para ir contra contra ellos. La madrugada de ese día, cerca de quince jóvenes atentaron en banda contra otro de 18 años que circulaba en una Yamaha YBR 125 centímetros cúbicos.

Afirmaron que se trató de un “robo piraña”, en el que derribaron a la víctima de la moto, lo despojaron de sus pertenencias, su casco, incluso de sus zapatillas, y se hicieron del rodado, que aún no pudo ser recuperado.

1662146672916.jpg

Las distintas entrevistas de testigos y diversos elementos de interés para la causa facilitaron a los policías una vía para dar con al menos 6 de esos 15 implicados en el hecho; fue así que, tras una orden de allanamiento emanada por la fiscalía de Instrucción 3, a cargo de la fiscal subrogante Virginia Palacios, los agentes desplegaron un operativo simultáneo en el barrio 500 Viviendas Norte.

En la manzana 152 hubo dos procedimientos: en la casa 5, donde reside “El Pollo” Arrieta, señalado como el líder de la banda, hallaron el arma de fuego y secuestraron su celular; al lado, en la casa 4, incautaron otro teléfono.

En la casa 7 de la manzana 136, donde vive “Jonase”, otro de los acusados, los efectivos se llevaron la mayor sorpresa: confiscaron diecinueve celulares, una tablet y una notebook.

En los domicilios de las manzanas 153, 137 y 154 encontraron machetes, armas blancas de fabricación casera, cerca de nueve celulares y una CPU.

Desde la fiscalía afirmaron que el objeto de los allanamientos “se centró en la identificación y la búsqueda de elementos que serán analizados a fin de esclarecer múltiples sucesos delictivos”.

Surgió que, de los seis jóvenes identificados, solo uno supera la mayoría de edad, lo que imposibilitó a la Justicia efectuar una detención concreta, aunque trascendió buscarán más elementos para formalizar las acusaciones.

Otro de los datos llamativos que trascendieron del accionar policial fue que, de forma voluntaria, la hermana de Arrieta entregó un par de zapatillas que condicen con las que llevaba la víctima del robo piraña. La joven se desligó de ese hecho y argumentó que las había comprado “de buena fe” días atrás.

Publicidad