Baleado por un policía en Villa Mercedes: "En ningún momento hablamos con él"

Según el policía, fue atacado por tres hombres y tiró. Pero Franco Rosello afirma que no hubo problema o discusión.


Franco Rosello tiene previsto esta semana ir a Tribunales para denunciar al policía que el sábado a la mañana, según dijo, le disparó sin motivo en inmediaciones del predio donde se celebró el festival de la Calle Angosta, en Villa Mercedes. Mientras se trata de reconstruir lo que ocurrió, el suboficial en cuestión fue pasado a disponibilidad, según lo informado por Relaciones Policiales a través de un comunicado. El efectivo, por su parte, ha referido que él accionó el arma después de que tres hombres arremetieron contra él, cuando intervino por un altercado entre dos grupos que hubo en el sector de comidas del evento.

Por lo informado en el parte policial, las actuaciones han sido caratuladas preventivamente “Averiguación resistencia a la autoridad y lesiones”. Según Rosello, no hubo resistencia por parte de ellos, ya que ni antes ni después de que el efectivo los insultara y mandara a dormir, ellos tuvieron un problema, discusión o intercambio de palabras con él. “No hablamos en ningún momento con él —aseveró—. Es más, arriba está la cámara de seguridad. Creemos que han visto todo y que por eso lo terminaron desafectando”, supuso.

“Fue cerca de las 7, por calle Mitre. Apareció un policía en una camioneta, estaba solo. Nos dijo ‘váyanse a dormir, manga de paj… Justo mis amigos y yo entrábamos a la casa. Yo estoy viviendo allí. Éramos cuatro, tres que ingresamos y uno que se quedó escondido detrás de un carrito de panchos y es quien pudo ver todo desde afuera. Cuando vimos que el policía se bajó con una escopeta, corrimos para adentro de la casa y cerramos la puerta. El policía la pateó, se mandó para adentro y, como yo justo iba corriendo, me dio un tiro por la espalda. Levantó el cartucho y fue”, aseguró Rosello. Explicó que habían ingresado por el costado, que tiene una puerta para pasar al patio.

Cuando gatilló, el efectivo “estaba a entre cinco y diez metros de distancia”, estimó. Producto del disparo, quedó con cinco impactos de perdigones, dos en el brazo izquierdo y tres en la espalda. “Me di cuenta de inmediato que había tirado porque el arma hizo un ruido que aturdió. Después llamamos a la ambulancia, porque una parte del brazo se me había hinchado y sangraba mucho. Y parece que del 107 llamaron a la Policía, que llegó antes. Primero arribó un efectivo, luego otro, en una chata particular, y les comentamos lo que había ocurrido. Llamaron a la Policía Científica. Nosotros no íbamos a hacer nada —NdP: en referencia a la denuncia—. Eran las 10 y todavía estábamos ahí afuera de la casa, parados, y nos queríamos ir a dormir. Pero los policías nos dijeron que iban a actuar de oficio, porque era grave lo que había pasado”, refirió. Por eso, luego lo llevaron junto a sus amigos a la Comisaría 9ª, donde los revisó una médica.

Cuando estaban en la seccional, a él y a sus amigos les quisieron hacer un test de alcoholemia, pero no accedieron. “Fue cerca del mediodía. Lo que les dijimos es que se lo hicieran al policía, porque no sabíamos en qué condiciones estaba él”, explicó.

El jefe de la Unidad Regional de Orden Público (UROP) II, comisario general Oscar Contrera, dijo que el efectivo ha hecho denuncia. Según lo que asentó en ella, cuando llegó a la zona vio a dos grupos que tenían un altercado. “Parte de un grupo corrió y otras tres personas quisieron patear un carro bar. Les hizo saber que se debían retirar. Ahí el policía se acercó y arremetieron contra él, por lo que hizo el disparo con la escopeta Itaka, para disipar, porque se vio superado en número”, sintetizó Contrera, con base en los dichos del suboficial.

Según lo referido por el policía, todo habría sucedido en la vía pública, pero Rosello afirma que el disparo fue dentro de la vivienda. Ese aspecto es uno de los que son materia de indagación, dijo Contrera, quien agregó que más allá de que el efectivo ha sido pasado a disponibilidad y que hay una investigación a cargo de Asuntos Internos (algo que obedece al reglamento de la fuerza), en paralelo hay actuaciones en las que toma intervención la Justicia.

Publicidad