Bronca, angustia y largas filas en busca de la Fe de Vida en Banco Nación

Espera. Urge una solución para que la foto no se repita todos los meses. Foto: Martín Gómez. Muchos esperaron desde la madrugada. La entidad dice que hay múltiples formas de hacerlo en forma digital.
Espera. Urge una solución para que la foto no se repita todos los meses. Foto: Martín Gómez.

Muchos esperaron desde la madrugada. La entidad dice que hay múltiples formas de hacerlo en forma digital.


El fastidio, la ansiedad y el cansancio fueron moneda corriente este lunes por la mañana en las veredas de las calles San Martín y Las Heras de la ciudad de San Luis. Una larga fila, que ocupó las dos cuadras que circundan la sucursal del Banco Nación, se vio poblada de hombres y mujeres de distintas edades que pugnaron por un simple trámite: la Fe de Vida o certificado de supervivencia que, tras la merma de casos de COVID-19, la Anses vuelve a exigir para pagar a jubilados, pensionados y todas las personas que reciben pensiones no contributivas. El apuro por tenerlo de forma presencial fue que, sin el cumplimiento de ese trámite, cualquier pago quedará frenado. La necesidad es tal que los beneficiarios no quieren ni pueden permitirse semejante contratiempo. Les urge su dinero y, por ello, se volcaron en gran número hacia la sucursal ubicada a una cuadra del Centro Educativo N° 1 "Juan Pascual Pringles".

Muchas personas llegaron de madrugada a las inmediaciones de la sede bancaria. Abrigados y con mochilas de las que sacaban botellas de agua o galletitas esperaban el avance de la fila. En la puerta, tres guardias de Seguridad Comunitaria pedían paciencia, orden y que nadie se quitara su barbijo. Según los beneficiarios, a las seis la hilera de gente iba por San Martín, doblaba hacia el oeste por Las Heras y llegaba hasta Chacabuco.

"Hay muy poca gente atendiendo de forma presencial. Solo hay dos cajeros, cuando en cualquier supermercado hay hasta diez. ¡Es el colmo, la atención es pésima. Estoy desde la madrugada!", expresó Guillermo, un hombre que necesitaba su Fe de Vida para continuar cobrando su pensión.

La humedad y el calor generaron más fastidio en la gente. Muchas mujeres esperaban con sus hijos en brazos. Otras habían llegado desde localidades del interior con tal de obtener el bendito papel.

"Te dicen que saqués la supervivencia por una aplicación del celular. Yo intenté una y cien veces hacerle ese trámite a mi mamá y no pude. No nos quedó otra que viajar"; expresó Florencia, una joven que junto a su mamá tuvo que viajar desde Salinas del Bebedero.

Sin embargo, el Banco Nación, mediante un comunicado firmado por el gerente, Pedro Alberto Magallanes, remarcó que el trámite obligatorio puede hacerse por la aplicación "BNA+ sin moverte de tu casa" —disponible para cualquier teléfono celular actual—, cajeros automáticos con huella dactilar (en la sucursal de San Martín y Pringles todas las máquinas están habilitadas para esa modalidad) o bien comprando en supermercados y farmacias con tarjetas de débito o crédito.

A su vez, según indica el texto, la entidad recordó a todos los beneficiarios que decidan hacer el trámite presencial, en la sucursal de San Martín pasando Las Heras, que el trámite debe realizarse a partir de la fecha de cobro. Aunque aclara que tendrán prioridad aquellos que hayan sacado turno web con antelación.

Lo cierto es que ayer hubo mucha bronca y habrá que hallar una solución para que no se repita.

Publicidad