Buscan dar con el último sospechoso por una serie de robos

Son tres y los vinculan a tres asaltos en la zona noreste. Hay uno que ya está preso y el otro abandonó la provincia.


Las imágenes de cámaras de seguridad de dos comercios fueron claves para identificar a un sospechoso por una serie de asaltos en la zona noreste de la capital. Con el dato preciso de su identidad, policías del Departamento Investigaciones requisaron la casa de su expareja y hallaron una prenda que habría sido utilizada en los robos. Él, en cambio, habría abandonado la provincia tras el último atraco, en el que resultó detenido un joven de 24 años que ya está en el Penal. Ahora, con pistas firmes, los investigadores buscan identificar a un tercer implicado.

El jefe del Departamento Investigaciones, subcomisario Ángel Pereyra, comentó que en todos los casos la modalidad fue la misma: dos o un sospechoso ingresaron armados con revólveres, se llevaron las cajas registradoras completas y huyeron en un auto oscuro.

El primer hecho que les atribuyen ocurrió el 14 de mayo en el local de La Boutique del Asador, en Riobamba cerca de Aristóbulo del Valle. Eran cerca de las 21 y el dueño, de apellido Bruno, estaba junto a cinco empleados y un matrimonio cliente cuando ingresaron dos hombres a cara descubierta.

Los amenazaron con armas, uno se quedó custodiando la puerta y el otro se llevó la caja registradora con 6.800 pesos. En la denuncia, Bruno, dijo que los sospechosos escaparon a bordo de un Volkswagen Gol gris.

Unos días más tarde, el 17, pasadas las 12:30, un hombre de cabellos cortos, cara descubierta y armado con un revólver ingresó a la farmacia Las Lomas, en la manzana 289 del barrio 164 Viviendas.

Dentro estaban el dueño, de apellido Parra, y una empleada farmacéutica de apellido Correa. Bajo amenazas los hizo tirar al piso y se llevó la caja registradora y un teléfono celular marca Samsung, de color gris. En la denuncia, las víctimas dijeron que el asaltante huyó en un Peugeot 207 negro con vidrios polarizados.

El lunes 30 de mayo, minutos después de la 12, dos hombres armados entraron a la distribuidora de bebidas y verduras El Lobo, en Sarmiento entre Centenario y Tucumán. Amenazaron a la dueña, a empleados y clientes, y se llevaron la caja registradora con $20 mil de recaudación y otros mil pesos de un hombre que iba a comprar.

Al salir, un testigo los vio subirse a un Peugeot 207 negro con vidrios polarizados que esperaba sobre calle Tucumán. La Policía actuó de inmediato y montó un operativo cerrojo. Minutos después, un motorista vio el auto a la altura de la pañalera que está sobre ruta 147.

Entraron hacia calle Zoilo Concha por el costado del Club Vial y al doblar por Mariano Carrera chocaron con un Fiat Uno en la esquina de Benigno Jurado, informó en su momento el principal Claudio Aguilera, a cargo de la oficina judicial de la Comisaría 2ª, que lleva adelante esa causa y la de la carnicería.

Dentro del vehículo hallaron la caja registradora, pero no el dinero ni las armas. Dos asaltantes lograron escapar a pie, pero Maximiliano Javier Marquesoni, de 24 años, fue detenido a unos 100 metros, mientras intentaba ingresar a un domicilio.

Tiene antecedentes por drogas y por haber violado el aislamiento social durante la pandemia, pero la última causa fue más grave: lo imputaron por “Robo calificado por el uso de arma de fuego” y le dictaron prisión preventiva el 1º de junio por lo que ocurrió en El Lobo.

Reconocimiento inteligente

La causa de la farmacia recayó en jurisdicción de la Comisaría 7ª. Las otras dos, en la 2ª. Por eso Investigaciones colaboró haciendo un entrecruzamiento de datos y, valiéndose de las filmaciones captadas en Las Lomas y en La Boutique del Asador, lograron identificar a un hombre de apellido Arias, apodado “El Pana”. Fue gracias a una base de datos denominada “Búsqueda inteligente”.

Y a pesar de que ya manejaban información de que habría partido de la ciudad tras el hecho en calle Sarmiento, igual hicieron un allanamiento en la manzana 73 del barrio Eva Perón, el sábado, pasadas las cuatro de la tarde.

Es la morada de una joven de apellido Miranda que mantenía una relación con Arias y que solía alojarlo. Allí se incautaron de un pantalón de jean claro marca Coxcom que será presentado a las víctimas para reconocimiento y que también será analizado por el equipo de Delitos Complejos, explicó Pereyra.

Si el resultado llega a ser positivo seguramente la fiscalía librará una orden de detención contra “El Pana”. Mientras, el Departamento de Investigaciones afina líneas para dar con el último autor.

Publicidad