Cargando...

Buscan a un nene de 8 años y sospechan que se lo llevó su padre

La Policía investiga el paradero de Erik Zaitsev Rusakov, un menor desaparecido el lunes por la tarde. Los familiares apuntan a un posible secuestro de su progenitor, quien dice ser Jesucristo.


Erik Zaitsev Rusakov es un niño de 8 años que desapareció este lunes por la tarde en Neuquén. La principal sospecha apunta a un posible secuestro por parte de su papá, Kilin Adrian Zaitsev, un ciudadano ruso que tiene problemas psiquiátricos y dice ser Jesucristo.

El hombre no tenía relación con su hijo pero desde el sábado pasado rondaba la casa donde la víctima vive junto a su familia materna, ya que su madre viajó a Bolivia en agosto del año pasado.

El jefe de la dirección Seguridad Añelo, comisario Claudio Vinet, explicó que la denuncia fue radicada en la Comisaría 10 de Añelo bajo la carátula de "Ubicación y Retención de persona" y que los familiares del chico advirtieron que su padre sufre problemas psiquiátricos.

"La búsqueda se centra en Fortín Vanguardia, que es río abajo. Toda la zona se rastrilla", agregó Vinet y detalló que participan del operativo vecinos de la zona, personal de Comisaría 49 de Vista Alegre, de Seguridad Metropolitana, de la División Montada y Canes, de la División Aeronáutica con el avión sobrevolando la zona, de Defensa Civil de Añelo, de bomberos voluntarios de Añelo, de Gendarmería Nacional, integrantes de las comunidades mapuche lof Painemil y Kaxipaiñ, y el presidente de la comisión de Sauzal Bonito, entre otros.

Erik fue visto por última vez con un persona -sería el padre-, ambos a caballo y cruzando el río Neuquén en dirección a Rincón de los Sauces.

"Lo que nos interesa sobremanera es encontrarlos a los dos, más con estas elevadas temperaturas", confió el comisario, y agregó que por el momento no descartan ninguna hipótesis.

El sospechoso se dedicaba al cultivo de verduras orgánicas y a la medicina tradicional y estuvo preso en febrero de 2020 en una cárcel de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, por violencia familiar. Cuando fue hallado por la Policía, le encontraron municiones entre sus pertenencias, pero ningún arma de fuego.

En el interrogatorio por ese delito, dijo que lo hizo a propósito para que lo llevaran preso a la prisión de Palmasola porque tenía una misión que cumplir en la cárcel. Además, se proclamó "enviado de Dios" y sostuvo que fue crucificado por compatriotas, pero que pudo escapar.