Caso Abel Ortiz: Apelan el fallo contra Espinosa, Acevedo, Vásquez y Rodríguez

Martes 8. Ese día María del Carmen Vásquez, Marcela Rodríguez y Marcelo Acevedo fueron enviados a la cárcel. Foto: Juan Andrés Galli.
Martes 8. Ese día María del Carmen Vásquez, Marcela Rodríguez y Marcelo Acevedo fueron enviados a la cárcel. Foto: Juan Andrés Galli.

Para el abogado del excomisario, es una violación que haya sido procesado 2 veces por lo mismo sin pruebas.


La expareja de Abel "Pochi" Ortiz, la peluquera María Alejandra Espinosa, María del Carmen Vásquez, la mujer policía Marcela Rodríguez y el excomisario Marcelo Cecilio Acevedo están procesados con prisión preventiva desde hace más de una semana. En realidad, en el caso de Espinosa, ella ya está en las instalaciones de la Penitenciaría de San Luis desde el año pasado junto a su hija, por intentar matar a tiros a un vecino adolescente. Los cuatro, según el juez Leandro Estrada, conformaron una banda de delincuentes que, entre otros ilícitos, hizo desaparecer a Ortiz, la noche del 16 de septiembre de 2014. No obstante, los representantes de dos de ellos, del exjefe de la Comisaría 9ª y de la peluquera, señalaron que presentaron un recurso de apelación contra la resolución del magistrado ante la Cámara Penal.

En el transcurso de la semana, Hernán Echevarría, defensor de Acevedo, y Emmanuel Correa Otazú, abogado de Espinosa, elevarán también los fundamentos de sus respectivas apelaciones. El defensor de la ex de Abel no quiso adelantar cuáles serán tales argumentos; solo se limitó a comentar que los procesamientos son muestras de un "ensañamiento" que tiene el juez contra los sospechosos.

Para Correa Otazú, no hay nada que permita siquiera pensar que existió una banda de delincuentes entre los imputados. "Las pruebas que están incorporadas no indican que haya existido una asociación ilícita. De hecho, las pruebas que hay son prácticamente las mismas que ha habido todos estos años", dijo. Además, remarcó que Estrada ni siquiera contempló "pericias de mensajes y otros elementos que han acreditado un montón de otros puntos. Todo lo que hay es superfluo, no hay nada concreto".

Echevarría, por su parte, anticipó que ya tiene listos sus fundamentos, que cuentan con al menos unas 40 páginas. Entre ellos están "las violaciones a todas las garantías constitucionales", porque su cliente ya fue procesado y enviado a prisión en 2016 por el homicidio de Ortiz y por asociación ilícita, y luego la Cámara Penal 1 de Villa Mercedes le dictó la falta de mérito por tales delitos. "El Tribunal, después de analizar toda la prueba, lo dejó en libertad y ahora el juez Estrada, exactamente con las mismas pruebas que lo metieron preso en aquella oportunidad, las volvió a usar para mandarlo preso en esta segunda oportunidad", dijo.

El letrado señaló que del entrecruzamiento de llamadas, que fueron analizadas en Mendoza y en San Luis, no surgió ningún elemento vinculante que diera cuenta de la existencia de una asociación ilícita. "O sea, determinaron que no hay ningún delito que investigar", manifestó.

Aseveró que el magistrado ignoró una grabación de una conversación entre dos mujeres y un policía, en la que contaban cómo fue asesinado Abel.

"Además, cuando Acevedo declaró dejó plasmada una línea investigativa sumamente contundente, que el juez tampoco investigó e ignoró totalmente", subrayó.

Publicidad