Condenaron a 17 y 10 años de cárcel a dos hombres por abuso sexual

La pena mayor fue impuesta al padre de la víctima. El otro acusado es un amigo del progenitor.


La Cámara de Apelaciones de la Tercera Circunscripción Judicial condenó este miércoles al padre de una chica y a un conocido de este por abusar sexualmente de ella. Les impusieron 17 y 10 años de prisión, respectivamente, según señaló a través de un comunicado la Dirección de Prensa y Comunicación Institucional del Poder Judicial.

La causa inició en 2019, cuando la víctima —cuya edad actual no informó— le contó a su mamá que un conocido de su padre la había sometido cuando era niña y que su papá presenció ese hecho. Luego le contó que, años después, su progenitor también la ultrajó.

En la audiencia de este miércoles dieron sus alegatos el fiscal de Cámara, Néstor Zudaire; el defensor de Niñez y Adolescencia, José Guiñazú; la abogada María Elena Aparicio, de la Secretaría de la Mujer, Diversidad e Igualdad (quien representa a la denunciante); y el defensor oficial José Pérez y el abogado Orlando Villegas, quienes asistieron al padre de la víctima y al otro acusado, respectivamente.

El primero en alegar fue el fiscal quien solicitó que J.A.R, padre de la víctima, fuera condenado a 20 años de cárcel por “Abuso sexual con acceso carnal, agravado por el vínculo y por causar un grave daño en la salud mental de la víctima”. Y pidió que S.R.A., el otro acusado, recibiera la pena de 17 años de prisión por “Abuso sexual con acceso carnal, agravado por el grave daño causado en la salud mental de la menor”. Zudaire marcó como atenuantes la falta de antecedentes penales de los imputados y como agravantes “el modo de comisión del delito, el aprovechamiento de la inmadurez de la víctima y la extensión del daño causado”.

Luego Guiñazú adhirió a todo lo expuesto por el fiscal y le solicitó al tribunal “que al momento de emitir veredicto tuviera en cuenta el daño psicológico irreparable sufrido por su representada a raíz de los hechos que motivaron la presente causa, cuyos efectos padece aún en la actualidad”.

Prensa del Poder Judicial indicó, además, que Aparicio requirió que se tuviera en cuenta “la validación de los hechos desde una perspectiva de género”. Y al mismo tiempo “pidió al tribunal aconsejarle a la defensa técnica realizar una capacitación en dicha materia”. Por último, adhirió a lo peticionado por el fiscal en cuanto a la pena y la calificación.

A su turno, el abogado Villegas, defensor de S.R.A., manifestó que “a lo largo del proceso no se pudo determinar con precisión en qué lugar, fecha y circunstancias tuvo lugar el hecho”, y que “no hay absolutamente ninguna prueba de la existencia del abuso sexual”. Dijo que la causa se generó a partir de una falsa denuncia realizada por la madre de la menor, por lo que pidió la absolución de su defendido, consignaron en el comunicado.

En tanto que el defensor oficial Pérez, quien representa al padre de la víctima, consideró “que la acusación fue abstracta, que no hubo una suficiente comprobación de los hechos y que las pericias psicológicas no pueden dar prueba fehaciente de la existencia de un abuso”, según informaron. Por ello, el letrado “pidió que la sentencia no sea fruto de suposiciones, sino de la verdad procesal” y solicitó la absolución lisa y llana de su defendido.

Finalmente, el tribunal, presidido por la jueza María Claudia Uccello e integrado por los vocales Sergio de Battista y Sandra Piguillem, resolvió condenar a J.A.R a 17 años de prisión por “Abuso sexual con acceso carnal, agravado por causar grave daño en la salud física o mental de la víctima y por el vínculo (en un número indeterminado de hechos, habiendo al menos cometido dos) en concurso real”. Y a S.R.A. a 10 años de cárcel por “Abuso sexual con acceso carnal (un hecho)”.

Publicidad