Conducía alcoholizado y atropelló a un inspector de tránsito

Sucedió en un control de alcoholemia que se realizaba en medio del camino entre Villa Mercedes y el barrio La Ribera.


Fabio Jesús Giménez había bebido. El alcoholímetro marcó que tenía 1,76 gramo de alcohol por litro de sangre. Los inspectores municipales de Villa Mercedes lo hicieron detenerse en un control montado a medio camino entre el centro de la ciudad y el barrio La Ribera. Cuando le pidieron las llaves del rodado para que fuera trasladado al depósito vehicular del Municipio, el joven de 22 años no quiso entregarlas.

En vez de hacer eso, se subió a su coche, puso primera en la caja de cambios y llevó por delante a uno de los inspectores en un desesperado intento por escapar. Logró huir, pero lo siguieron un par de móviles policiales. Luego de 20 minutos de persecución, lograron aprehenderlo.

Ezequiel Zoloa, el empleado municipal herido, no podrá trabajar durante al menos siete días. El Renault Clio blanco de Giménez lo alcanzó en las piernas y pies. Desde entonces le es imposible pisar bien, explicó Daniel Bravo, jefe del Programa Policía de Tránsito.

Una hora y media más tarde, otro conductor alcoholizado chocó su camioneta contra un árbol cuando intentaba remolcar otra camioneta, en García Lorca y Chacabuco. El operativo vial empezó a las 4 y fue dispuesto en distintos puntos de la Avenida de la Circunvalación. Alrededor de las 6, Giménez junto a una joven pasaron por el retén ubicado frente a la fábrica Horpas. El Clio blanco zigzagueaba, describió Bravo. Después de confirmar que el muchacho no estaba en condiciones de manejar, los inspectores le explicaron que debían llevar su coche hasta el depósito.

Pero el automovilista dijo que no iba a poder ser porque tenía un problema mecánico. "Entonces se subió al vehículo y, sin mediar palabra, embistió a Zoloa", contó Bravo. La víctima alcanzó a saltar sobre un auto, sostenerse del parabrisas, pero asimismo el Clio lo lastimó en las piernas.

Antes de que lo demoraran, Giménez volvió al puesto de control y casi atropelló a otros dos inspectores.

Publicidad