Continúa la búsqueda de Fernanda Lucero dentro y fuera de Villa Mercedes

Participaron cerca de 50 efectivos, bomberos de la Policía y perros entrenados en el hallazgo de personas.


Hasta que la luz diurna se los permitió, alrededor de 50 efectivos de diferentes dependencias policiales, bomberos y canes especialmente entrenados para el hallazgo de personas rastrillaron nuevos puntos dentro y en las inmediaciones de Villa Mercedes, en busca de Fernanda Romina Lucero.

Los lugares que recorrieron este domingo los policías y los rescatistas, bajo la supervisión del fiscal de instrucción Maximiliano Bazla, no trascendieron, pues el funcionario no quiere que, como ha sucedido en otras causas de búsqueda de paradero, las zonas de rastrillajes se den a conocer previo al hallazgo de cualquier pista porque podría incluso ser contraproducente para encontrar cuanto antes a la mujer o alguna prueba que los guíe hacia ella. Pero hasta el cierre de esta edición, la búsqueda no había arrojado resultado positivo.

De los sectores que recorrieron, el único que trascendió, gracias a que un par de vecinos se lo dio a conocer a algunos medios de comunicación, fue en calle Rufino Barreiro. Bazla explicó que el de ayer fue el cuarto día consecutivo de rastrillajes en busca de la mujer de 33 años.

"Estamos trabajando con bomberos de la Policía, que tienen canes, unos diez o doce efectivos que vinieron de San Luis con otros cuatro perros y son aproximadamente unas 25 o 30 personas que están haciendo recorrido a pie", detalló.

El fiscal aclaró que siguen todas las pistas que les han llegado desde distintas vías, ya sea por medios de comunicación o redes sociales, porque no descartan nada. "Nos llega información sobre posibles lugares donde puede haber estado (Fernanda) y entonces rastrillamos y tratamos de reconstruir lo que pudo haber sucedido", aclaró.

Bazla recordó, además, que desde que iniciaron la búsqueda de paradero, como suele ocurrir, a través de convenios nacionales solicitaron información a otras provincias y colaboración con personal policial del resto del país, para intercambiar así datos si en alguna otra provincia llegan a advertir el paso de Fernanda.

"Hemos hecho más de 60 entrevistas, más de cinco inspecciones oculares, allanamientos, tareas de seguimiento y rastreos telefónicos, hemos solicitado a todas las empresas de comunicación que nos pasen la ubicación de antenas, las líneas desde las que se han comunicado, hemos requerido datos a Mercadopago, Instagram, Facebook, Whatsapp, porque nuestro objetivo fundamental es encontrarla a ella... hemos hecho esas medidas y otras más que no vienen al caso comentar", precisó el fiscal. Dijo que están "cruzando información de manera permanente" porque "cada info que nos llega la corroboramos, salimos, hacemos rastrillaje y hacemos lo humanamente posible para encontrar a Fernanda".

Uno de los domicilios que fue inspeccionado un día después de que la familia solicitó la búsqueda de paradero fue la casa de José Luis Bramardi, la expareja de Lucero, quien se suicidó anteayer en las afueras de San Francisco cuando se vio acorralado por la Policía. Bazla contó que en la vivienda del hombre realizaron la prueba de BlueStar, es decir que aplicaron un reactivo químico capaz de revelar la presencia de rastros de sangre aunque los mismos hayan sido limpiados de una superficie y sean imperceptibles al ojo humano. No obstante el funcionario aclaró que practicaron tal estudio no porque a simple vista hayan detectado rastros hemáticos o hubiera algo en la casa que les hiciera presumir que así era, sino que lo realizaron solo para descartar hipótesis.

Publicidad