Cuenta regresiva para el 17º Cruce a La Florida

Todos al agua. Los competidores se animan año a año al desafío. Es una prueba que reúne a deportistas de varios puntos del país. Foto: gentileza/Área Club.
Todos al agua. Los competidores se animan año a año al desafío. Es una prueba que reúne a deportistas de varios puntos del país. Foto: gentileza/Área Club.

Será el 11 de diciembre. Habrá cinco categorías. Los amantes de las aguas abiertas palpitan la gran previa.

Para el 11 de diciembre falta algo más de un mes, pero los amantes de las aguas abiertas ya palpitan el 17º Cruce a La Florida. La competencia que es organizada por Área Club tendrá cinco categorías: Niños, que nadarán 400 metros; Promocionales, que tendrán que recorrer 800 metros; Desafío (1.500 metros); Competitivo (3.000 metros) y Competitivo (4.500 metros). La concentración será en el Club Náutico y de Pesca La Florida. A las 9 largarán las pruebas de 400 y 800 metros y a las 10 será el turno de la partida para los que recorran 1.500, 3.000 y 4.500 metros. Los interesados podrán inscribirse a través de Eventbrite.

23-2.jpg En familia y para la foto. Hay nadadores de todas las edades.

La distancia de 400 metros será para niños. Los que naden 800 metros deberán hacer el clásico cruce. Los que se animen a los 1.500 deberán recorrer una vuelta al circuito. Los participantes de los 3.000 metros tendrán que hacer dos giros y los de 4.500, tres vueltas.

La expectativa es muy grande. Se espera a nadadores de varios puntos de la Argentina, y como es común, la prueba tendrá a competidores de mucha jerarquía que enaltecerán la carrera.

La apuesta de Área Club es que esta competencia vaya creciendo año tras año.

Desde la organización no quieren dejar nada librado al azar. Si bien falta mucho para la gran cita, también es verdad que siempre es bueno adelantarse a todo para que no falte nada el día de la competencia.

Las ediciones anteriores fueron un éxito. Después de cada jornada, los nadadores prometen volver, ya que quedan maravillados con las bondades que la naturaleza le regaló a San Luis y con lo organizativo, ya que siempre tratan de primera a los participantes que vienen. Unos llegan para competir y otros para participar. Lo bueno es hacer deporte y despuntar el vicio.

El trazado es muy lindo y seduce a los nadadores que año tras año se animan al desafío. Lo bueno es que esta prueba reúne a todo tipo de deportistas: no solo compiten los nadadores que lo hacen habitualmente, sino también aquellos que lo usan como un estilo de vida para tratar de estar mejor. Se puede ver a familias enteras participando. A gente de toda edad y es un combo muy lindo que le da un plus especial al Cruce, que llegó hace 17 años para quedarse definitivamente.

Publicidad