Descuartizó a su yerno para quedarse con su terreno y lo enterró en el fondo de la casa

Un hombre en la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra mató a su yerno, quien estaba desaparecido hacía dos semanas. Además de imputarlo, encarcelaron a tres familiares más.


El crimen de Ramiro Ramos Roca conmueve a Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia. Hacía dos semanas que estaba desaparecido, y después de encontrar su cuerpo, su suegro confesó haber sido el autor. En cuanto al motivo de por qué mató al yerno, reveló que fue tras una discusión.

Lo que quería era quedarse con su casa. Sin embargo, pese a haberlo enterrado en el fondo de la vivienda, no pudo lograr su cometido.

En cuanto al suegro, se trata de Pedro Castañera Huanca. Según lo informado por el director de la Fuera Especial de la Lucha contra el Crimen, Edson Claure, una vez que lo desmembró y ocultó, el olor que empezó a emanar el cuerpo en descomposición preocupó a la familia.

Ante esto, inventó que la razón se debía a que había un gato muerto. Pero como con el correr de los días la tierra donde enterró al yerno comenzó a hundirse, traspasó el cadáver al pozo ciego de la vivienda.

Después de esto, como la tierra quedó removida, los familiares sospecharon aún más de que Ramos Roca estuviese allí, por lo que excavaron. Fue así que dieron con su paradero.

De inmediato, Castañera Huanca quiso darse a la fuga, pero la policía lo detuvo. Finalmente, confesó haber asesinado a su yerno.

Por su parte, fuentes judiciales precisaron que el hombre primero lo golpeó en el cráneo con un fierro. Esto produjo que Ramiro perdiera la consciencia, lo que le facilitó al yerno terminar de matarlo y luego descuartizarlo.

Mientras tanto, en la causa, el acusado deberá declarar ante un juez en una primera audiencia. Y no es el único que está arrestado: junto a él, tres familiares por parte de la esposa de la víctima que trabajaba como carretillero quedaron en prisión de manera preventiva y serán investigados.

Publicidad