Desenterraron los restos de sus abuelos para cremarlos y encontraron un tercer cuerpo

El extraño suceso ocurrió en Neuquén. Se cree que el entierro habría sido irregular y que sucedió entre los años 1942 y 1987.


Una familia de Neuquén exhumó los restos de una pareja de abuelos que estaban enterrados en la misma tumba y dentro encontró un tercer cuerpo.

El extraño suceso ocurrió en el Cementerio Central de la Ciudad de la capital neuquina. Hasta el momento nadie sabe cómo llegó el cadáver allí ni de quien se trata. Se cree que es un entierro irregular que sucedió entre los años 1942 y 1987.

La familia de los ocupantes de la tumba decidió desenterrar los restos para cremarlos y se encontraron con la misteriosa situación.

Los abuelos fueron enterrados en distintos años. Él había muerto en 1942 y lo colocaron a 1,60 metros de profundidad. Ella, en 1987 y sus restos lo ubicaron a 70 centímetros del suelo.

En un primer momento, ante la falta de respuestas por parte de las autoridades del cementerio, los obreros llamaron a organismos de Derechos Humanos.

Una hipótesis es que tiraron el cuerpo desde las extremidades

Gervasio Díaz integrante de la agrupación HIJOS se acercó al lugar y contó en diálogo con La Mañana Neuquén que el cuerpo se encontraba “en el medio de la pareja” y que “no estaba registrado”.

A pesar del hallazgo, lo que llamó aún más la atención de los trabajadores del cementerio fue que el cuerpo “aparece con las manos hacia delante”. Díaz explicó que, en función de esto, “se infiere que lo habrían tirado dos personas desde las extremidades”.

En relación a si se trata del cuerpo de una persona desaparecida durante la dictadura ocurrida entre los años 1976 y 1983 señaló que “es posible que no sea un desaparecido de la dictadura, esto ahora está en investigación, pero claramente es una situación anómala encontrar un tercer cadáver”.

Además, el referente de HIJOS señaló que “se debe llevar a cabo la aclaración de este hecho, más allá si es o no un desaparecido”.

La Justicia de Neuquén ya interviene en el caso para establecer la identidad de esta persona y las circunstancias en que se produjo su entierro.

Publicidad