Después del acampe piquetero, el Gobierno aumentará el monto de la tarjeta Alimentar

Lo confirmó el jefe de asesores de Alberto Fernández, Juan Manuel Olmos. El ministro Juan Zabaleta había acordado con las organizaciones sociales que acamparon hasta el viernes en la 9 de Julio un refuerzo de partidas alimentarias.


El Gobierno evalúa el monto a aumentar en la Tarjeta Alimentar, tras el acampe de organizaciones piqueteras sobre la avenida 9 de Julio, confirmó este domingo el jefe de asesores del presidente Alberto Fernández, Juan Manuel Olmos.

En la reunión que mantuvo horas antes de que se iniciara el reclamo piquetero, el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, había acordado un refuerzo de las partidas alimentarias.

Según dijo Olmos, “se están analizando diferentes herramientas para que los sectores más vulnerables no tengan una pérdida significativa del poder adquisitivo” y anticipó que “en breve va a haber anuncios”.

“En esta semana que pasó se anunció que se va a otorgar un bono a los jubilados de ingresos bajos, y se está viendo el monto de actualización de la Tarjeta Alimentar”, dijo en diálogo con radio AM750.

El Gobierno busca que los ingresos logren empatar a la inflación

Además, del bono a jubilados y del aumento en el monto de la tarjeta Alimentar, el Gobierno evalúa la devolución del IVA para los beneficiarios de diferentes planes sociales. “Se está viendo cómo se hace el mecanismo de devolución. Son medidas que están trabajando los responsables del área, pero puedo confirmar que estamos trabajando fuertemente en eso”, aseguró Olmos.

También, como parte del acuerdo de precios y salarios, negocia con el sector privado el pago de un bono, en el mismo que desde el Gobierno se dará a los jubilados de la mínima. El tema formó parte de la reunión con la CGT y la UIA de la semana pasada y se prevé que se continuará avanzando en los próximos encuentros.

Por su parte, las paritarias se están cerrando con revisiones semestrales, con la intención de que los ingresos logren al menos empatar a la inflación y los sectores trabajadores no vuelvan a perder poder adquisitivo.

Más recursos para la Tarjeta Alimentar

En varias oportunidades, Zabaleta ratificó que no se aumentará la cantidad de planes sociales y que el objetivo es ir reconvirtiéndolos en empleo. Sin embargo, sabe que el proceso es largo y por eso, acordó con las organizaciones sociales no alineadas con el kirchnerismo dar financiamiento para la compra de herramientas de trabajo para las cooperativas y, al mismo tiempo, reforzar las partidas alimentarias.

Según la Anses, la Tarjeta Alimentar alcanza a más de 2 millones de familias argentinas, incluidos beneficiarios de otros programas, como la Asignación Universal por Hijo (AUH) con hijos de hasta 14 años inclusive; embarazadas a partir de los 3 meses que reciban la Asignación por Embarazo para Protección Social; personas con hijos con discapacidad sin límite de edad que cobren la AUH y madres de 7 hijos que perciban una Pensión no Contributiva.

La Tarjeta Alimentar solamente permite la compra de alimentos que figuren dentro de la canasta básica. Entre ellos leche, yogures, quesos, frutas y verduras. En la categoría de carnes se incluyen cortes de vaca, pollo, pescado, cerdo y vísceras. En ese lote se excluyen los huevos.

El detalle de alimentos autorizados contempla también pan, papas, pastas y cereales. Este ítem además cuenta con legumbres, arroz, fideos, aceites y mermeladas. La última categoría tiene a la yerba, el café, el mate cocido, el té y el cacao como artículos aprobados para su adquisición en los negocios.

Publicidad