Detuvieron a un policía de Villa Mercedes por apropiarse de lo robado a otra persona

Foto: ilustrativa
Foto: ilustrativa

Requisaron su casa, pero no encontraron el botín. Está imputado y la fuerza le inició un sumario interno.


Las sospechas contra el oficial principal Esteban Rafael Quiroga Cortez se acrecentaron en los últimos días para el fiscal de Instrucción 4 de Villa Mercedes, Leandro Estrada. El policía, quien se desempeñaba en la Comisaría 11ª, es investigado por adueñarse de las herramientas de un joven, a cuyo domicilio había ido con la excusa de que buscaba elementos robados. Por eso, el fiscal ordenó un allanamiento a la casa del efectivo y también su detención.

El martes, durante la mañana, en la audiencia de formulación de cargos, Estrada lo imputó por el delito de "Extorsión". Su defensa, por otro lado, solicitó una prórroga del arresto hasta la próxima semana, detalló una fuente.

El hecho por el cual el oficial principal es investigado fue denunciado los primeros días de noviembre y sucedió el 31 de octubre.

La madre de la víctima relató que ese día, entre las tres y cuatro de la mañana, una vecina la despertó para avisarle que un policía la buscaba.

La mujer alcanzó a ver al uniformado y lo describió como "un hombre grande, morocho y de cabellos negros".

El efectivo le manifestó varias veces que buscaban a su hijo Adrián, quien vive en la parte trasera de su domicilio.

Luego el policía le pidió a la denunciante que se identificara, le tomó una foto y le preguntó qué tenía "en la parte trasera de su morada". Después le consultó si le daba permiso para entrar a revisar, de lo contrario se vería obligado a llamar al juez para solicitarle la orden de allanamiento, lo que serían "más problemas". Entonces la mujer le permitió ingresar.

Una vez en el fondo de la vivienda, el uniformado habló con Adrián y, a los pocos minutos, la denunciante vio a su hijo cargando una amoladora y una soldadora en la camioneta de la Policía.

Más tarde, la mujer le preguntó a su hijo qué había pasado y el joven le explicó que el uniformado le había dicho que tenía una orden para entrar a su casa y llevarse "una cosa" y que esa notificación judicial se la había mostrado previamente a su madre. Fue allí cuando ambos se dieron cuenta de que no existió tal orden.

La evidencia reunida por Estrada apunta a Quiroga Cortez. Por eso el lunes dispuso el allanamiento de su casa en el barrio Ciudad Jardín. Si bien en la vivienda, de calle Tulipanes al 2800, el personal policial no halló ninguna de las herramientas sustraídas, igualmente el ahora imputado fue detenido.

Publicidad