Doble chance para San Luis en la Voz Argentina

La puntana Cecilia Mirábile, en el equipo de Mau y Ricky, y el dúo Sol y Fe, con Soledad, salen a la pista.


La adrenalina sube en La Voz Argentina este lunes a las 22:30 porque, luego de un mes de audiciones a ciegas, comienzan las batallas, la segunda fase de la competencia donde los equipos definen a sus mejores competidores para la siguiente etapa.

La puntana Cecilia Mirábile, en el equipo de Mau y Ricky, y el dúo Sol y Fe, que se quedó con Soledad Pastorutti, renuevan su apuesta y van por el triunfo cada uno con su talento.

Cada coach contará con un co-coach para ayudar a entrar a sus cantantes y, de ahí, elegir a las 14 mejores voces de su equipo. Soledad tendrá este año como acompañante a Karina La Princesita, y los hermanos Montaner a Manuel Turizo. El equipo de coaches se completa con Lali Espósito y su acompañante Alex Ubago, y Ricardo Montaner estará junto a Ramón "Palito" Ortega.

Los puntanos cuentan con el reto de ser entrenados por sus tutores. Cada equipo tendrá la complicada tarea de enfrentar a duelo a dos voces que puedan tener matices o colores similares, para de ahí elegir solo a una.

En la anterior instancia, Cecilia rompió el hielo en el certamen y fue la primera elegida. La artista cautivó al jurado con su propia versión de "Rise up" de Andra Day y logró que todos los jurados se den vuelta con una excelente devolución de su parte.

El 15 de junio fue el turno de Ayelén y Federico del dúo Sol y Fe, que presentaron su versión de "Chiquitita", la canción de ABBA. La simpatía de padre e hija y la historia de vida que contaron después se llevaron la atención de Soledad.

Un puntano que quedó en el camino y no pasó las audiciones a ciegas fue Juan Pablo Cruceño, radicado en Buenos Aires, quien se presentó con su versión de "Favorito" de Camilo.

Publicidad