El Gobierno de San Luis anunció la construcción de 600 viviendas

Se dispondrán al sur de la ciudad. Las adjudicaciones se definirán de la base de datos gubernamental.


Ilusiones, esperanza y ese cosquilleo mágico que despierta en cualquier persona la chance de alcanzar la felicidad. Eso sentirán desde hoy miles de puntanos, esos que todavía no logran adquirir la casa propia, pero que están inscriptos en las nóminas del gobierno provincial. La enorme expectativa radica en que el Estado sanluiseño anunció la construcción de 600 casas, todas en la capital. Así lo señaló el secretario de Vivienda, Juan Pablo Suárez.

Y como para documentar sus dichos, el Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura publica hoy el llamado a licitación para la edificación del barrio, pero también para las obras complementarias tales como cloacas, alumbrado público, cordones cuneta, veredas y forestación.

“Estamos muy contentos, entusiasmados. Este domingo (por hoy) nuestro Gobierno llamará a licitación para la construcción de 600 casas. Serán de las mismas características que las 527 que ya se construyen en la zona sur de la ciudad”, destacó Suárez.

“Estas nuevas casas se edificarán en la zona de ese barrio, también en el sur. Contarán con las mismas dimensiones y comodidades. Queríamos anunciar esto que nos pone muy felices porque sabemos lo que significa la vivienda para los puntanos. Es una política clara que el gobierno provincial lleva adelante”, agregó el funcionario.

De acuerdo a lo que explicó, los trabajos en el barrio 527 Viviendas están avanzados en más del 25% y los futuros hogares estarán ubicados detrás. Los próximos hogares tendrán dos habitaciones, serán un poco más grandes que las anteriores. Tendrán ladrillos térmicos y estarán totalmente equipados.

La barriada pertenecerá al Programa "Casa Propia” que no solo establece la concreción de las viviendas, sino también las obras complementarias para la mayor comodidad de sus ocupantes.

Por eso, los montos de ambas inversiones figuran por separado en el pliego licitatorio: los recursos destinados a las casas sociales alcanzan los $4.260.094.950; mientras que lo referido al resto de los trabajos llega a $1.527.323.922.

Un ítem importante que exige la convocatoria publicada hoy, apunta a que toda la mano de obra que contrate la o las empresas a cargo del desarrollo de la iniciativa debe ser de obreros puntanos. A su vez, subraya que la compra del material e insumos se concrete en empresas locales.

Al margen de los montos de construcción e indicaciones que contiene la licitación, un punto auspicioso radica en el plazo de ejecución que exige. El mismo establece un período de trabajo de 360 días corridos, es decir que los 600 nuevos dueños podrán mudarse a su casa antes del año de inicio de obra. Y así, por fin olvidarse para siempre del ingrato alquiler.

El próximo viernes 22 de julio, a las 10, se conocerá la o las empresas que afrontarán la edificación del nuevo barrio capitalino. La apertura de sobres será en las oficinas del Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura, en Terrazas del Portezuelo.

A la espera del llamado

Una vez que los albañiles desembarquen en el terreno comenzará la cuenta regresiva para llegar a “altura de techo”. La ansiedad de los inscriptos aumentará al máximo porque son muchas casas y la posibilidad de recibir sus llaves será latente. Se tratará del momento de máximo análisis para el personal de la Secretaría de Vivienda. El organismo estará a cargo de la selección de las familias adjudicatarias. Suárez se refirió al criterio de esa elección crucial.

“Nosotros tenemos un registro de inscriptos que respetaremos. Estudiaremos cada caso en particular y adjudicaremos según el decreto de prioridades que tenemos vigente. El mismo considera si es familia numerosa, de escasos recursos, con algún miembro con alguna discapacidad. La idea es que, sobre todo el universo de inscriptos que hay, estudiaremos caso por caso y adjudicaremos según las prioridades”, precisó.

Cuando llegue ese momento, miles de puntanos quedarán a la espera del llamado telefónico que lo cambiará todo. Porque sin dudas, aquel que atienda su celular y escuche la noticia tan soñada, llorará. En San Luis, hace décadas, esa acción se repite, sobran historias en torno a los añorados avisos de adjudicación. Del instante en que la vida dejará de ser tan dura y los besará.

Publicidad