El hombre acusado de intentar matar a otro de un disparo fue absuelto

El juez Fernando de Viana decidió no condenar a Carlos Alberto Torres por el beneficio de la duda.


El juez Fernando de Viana absolvió a Carlos Alberto Torres por el beneficio de la duda, luego del juicio que se realizó para dilucidar quién le disparó y le provocó una grave herida en el tórax a Néstor Britos el 26 de junio de 2020 en el barrio República. Este debate tuvo la particularidad que se realizó de manera unipersonal por el propio De Viana.

En la audiencia realizada este viernes declararon el propio Britos; además de la pareja, una conocida, un amigo y el concuñado del acusado.

La víctima, de 28 años, declaró que esa noche él estaba alcoholizado y que días antes su hermano había tenido problemas con un familiar de Torres. También detalló que esa misma noche esas personas pasaron por su casa y comenzaron a tirarle piedras y que él vio a Torres parado junto a una ventana, pero que no lo vio armado, que el disparo que recibió vino desde atrás de la casa donde hay un terreno baldío y que no vio quién le disparó.

En su alegato, el fiscal Alejandro Rodríguez se basó en los testimonios de dos testigos presenciales (Nicolás Díaz y Facundo Britos) quienes aseguraron que fue Torres quien disparó. A esto se sumó el testimonio de los médicos y toda la información técnica que ellos brindaron sobre la atención a la que fue sometido Britos.

Así Rodríguez señaló que quedó acreditado el hecho, la autoría, las lesiones y el riesgo de muerte que tuvo la víctima. Por eso pidió que fuera condenado a siete años y 6 meses de prisión.

En cuanto al defensor del acusado, Héctor Zabala Agüero, sostuvo que Torres era inocente y sobre los testimonios de las dos personas que lo acusaron, señaló que si bien hablaron del arma no pudieron decir ni cómo estaba vestido Torres esa noche, además de admitir que el lugar estaba oscuro.

Publicidad