El hombre que disparó en una playa de estacionamiento seguirá preso

Un tribunal consideró que concederle la libertad a Jorge Leyes representa un peligro para las víctimas.


En una audiencia de revisión de medida de coerción, un Tribunal de Impugnación de San Luis le negó la excarcelación a Jorge "El Loco" Leyes, el hombre que fue enviado al Penal hace casi dos semanas por abrir fuego en una playa de estacionamiento del centro puntano, a plena luz del día, en medio de una discusión en la que les exigía a las víctimas el pago de una deuda. El principal elemento que los jueces tuvieron en cuenta para tomar su decisión fue el hecho de que, libre, el imputado representa todavía una amenaza latente para las personas a las que atacó y a las que previamente había amenazado hasta por mensajes de audio.

El tribunal, compuesto por los magistrados Jorge Sabaini Zapata, Fernando Julio de Viana y Hugo Guillermo Saá Petrino, explicó que las pruebas aportadas por el fiscal Esteban Roche sobre la responsabilidad del acusado en los delitos de "Amenaza con arma de fuego", "Abuso de arma de fuego" y "Lesiones" son suficientes no solo para confirmar la existencia del hecho, sino también la participación y autoría de Leyes en él.

Aunque el defensor Javier Rezzano haya argumentado que en libertad su cliente no pondrá en peligro el curso de la investigación y que tampoco hay riesgo de fuga, el Tribunal de Impugnación remarcó que "existe cierto peligro hacia las víctimas".

Y lo que da cuenta de esa peligrosidad son las circunstancias del ataque, que fue en el centro de San Luis, en un horario pico de tráfico, alrededor de las dos de la tarde, y en un lugar con alto nivel de concurrencia de gente, recordó Sabaini Zapata.

A la salida de la audiencia, uno de los damnificados manifestó que le parecía una locura que la defensa haya pedido la excarcelación. "Nos venía amenazando a mí, a mi mamá, a mi papá y a la pareja de mi hermana, con mensajes privados y hasta en nuestros domicilios", expresó uno de los jóvenes, quien agregó que fue un milagro que ninguno de los balazos de "El Loco" Leyes haya matado a alguien esa tarde, en la playa de estacionamiento de calle General Paz, entre Pringles y Belgrano.

Publicidad