Cargando...

El Trapiche y Merlo declararon la emergencia hídrica

La falta de lluvias y el consumo excesivo de agua por la ola de calor precipitó la medida en ambos municipios. Advierten que habrá multas para quienes derrochen el recurso.


La ola de calor que agobia a la provincia y al país jaqueó el sistema energético e hídrico de San Luis, al punto de que este jueves el municipio de El Trapiche y la Cooperativa de Agua Potable de la Villa de Merlo declararon la emergencia hídrica en ambas localidades para extremar el cuidado del agua ante la falta del recurso en ríos, diques y arroyos, que siguen sin recibir lluvias.

El martes, en diálogo con El Diario, Juan Manuel Rigau, intendente de El Trapiche, había adelantado que preparaban un decreto municipal para declarar la emergencia, algo que finalmente se concretó a última hora de este miércoles.

El jefe comunal afirmó que la situación aún no es crítica ni prevén cortes del suministro a los vecinos, sin embargo, el decreto ayudará a extremar el cuidado del agua.

"La idea también es trabajar de manera conjunta con la Provincia en caso que se agrave la situación. Continuamos con el abastecimiento de agua a distintos parajes, como a Balde de la Isla, adonde llevamos casi 20 mil litros semanales a un contenedor comunal que hemos instalado porque allí se cortó el suministro de las vertientes y pozos de agua", señaló Rigau.

En un comunicado que publicó en las redes, el municipio serrano “prohíbe mediante la sanción de multas a aquellos que utilicen agua potable para: el llenado de piletas; lavado de autos; riego de jardines, veredas, calles y uso de sistema por aspersión entre las 8 y 22 hs; uso abusivo del suministro domiciliario”.

“¡Desde la Municipalidad de El Trapiche exhortamos a la población a tomar conciencia de la crítica situación y a comprometerse con el cuidado del agua!”, concluye el texto.

En consonancia, durante la mañana el Consejo de Administración de la Cooperativa de Agua Potable de Merlo también declaró la emergencia “desde el día de hoy 13 de Enero de 2022. De esta situación hemos informado al Sr. Intendente Municipal el Dr. Juan Álvarez Pinto y al Honorable Concejo Deliberante. El déficit acumulado de lluvias, la intensa sequía que nos afecta, genera una merma muy pronunciada en el caudal de los arroyos, a esto se suma las altas temperaturas de los últimos meses que generan excesos de consumo. La reserva de agua del embalse, hace un mes que está a un nivel mínimo, la poca agua que llega pasa directamente al servicio. A su vez, el abastecimiento del sistema de bombeo no puede entregar mayor caudal por problemas técnicos actuales. También hemos detectado desvíos en los arroyos y obstrucciones en las captaciones que agravan aun más el déficit. De manera permanente hemos pedido a la población el uso racional y responsable del agua, aun observamos que la misma usa el recurso de manera indiscriminado.”

En declaraciones reproducidas por Lafinur FM Radio, Javier Boto, miembro del Consejo, detalló que parte del problema se debe a la avería de las bombas que inyectan agua a la red (hay una sola en funcionamiento) y que San Luis Agua trabaja para repararlas.

También admitió que hay varios barrios sin suministro y que hacen “lo humanamente posible” para remediarlo. A su vez, comentó otra situación: “Los turistas que visitan nuestros cursos de agua y arroyos generalmente tienen la práctica de hacer pircas, pequeñas piletas para sumergirse, pero a veces eso provoca que no podamos controlar el caudal de agua hacia la red”.