Empezó la puesta en valor del bulevar Fuerte Constitucional

Tendrá distintos niveles, espacios deportivos, de paseo y recreación. Además, contará con veredas de dos metros de ancho, nuevos árboles y luminarias.


En el mediodía de este jueves se dio inicio a la obra de puesta en valor del bulevar Fuerte Constitucional -en el norte de la ciudad- con la presencia del intendente municipal, Sergio Tamayo, funcionarios del Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura de la provincia, representantes de la empresa a cargo de los trabajos y vecinos de los barrios aledaños.

La obra incluye la intervención sobre los 859 metros lineales con la colocación de bancos, bebederos y cestos de hormigón; construcción de veredas de dos metros de ancho, reparación y pintura de los cordones y sendas peatonales, forestación con 47 especies de árboles y 19 islas de descanso.

El plazo de ejecución está previsto en 120 días corridos y el monto del contrato de obra es por $20.930.671,28.

Luego de la firma del convenio entre la empresa Civial SRL, el jefe de Grandes Obras de Arquitectura; Cristian Rasmusen, y el propio intendente comenzaron las máquinas a trabajar.

El intendente Tamayo comentó que “en este nuevo inicio de obra estamos muy contentos porque se trata de un nuevo bulevar dentro de los muchos que tiene este sector de la zona norte. Además era una obra que los mismos vecinos la habían pedido a través de las comisiones barriales que son las que nos dicen lo que ellos necesitan”.

El jefe comunal destacó que estuvo hablando con los vecinos sobre “el problema de la cantidad de basura que se generaba en este bulevar y ellos se comprometieron a ayudarnos a no generarla. Y por supuesto nosotros nos comprometimos a instalar los cestos de basura que ellos no podían adquirir”.

También señaló que “la intervención del Municipio será sobre unos 700 metros y lo que más se va a trabajar es en el interior del bulevar que además es muy ancho y que tiene diferentes desniveles donde los vecinos tendrán un sector deportivo, otro para juntarse a tomar mate y también espacios para caminar “.

Tamayo dijo que las veredas tienen un ancho superior a los dos metros para que puedan circular por ellas sin problemas las personas con discapacidad, los padres y madres que salen con los chicos en cochecitos y los adultos mayores con alguna dificultad.

La primera etapa de esta intervención incluye el trabajo en los desniveles, el movimiento de suelo, la instalación de bancos de hormigón, bebederos y cestos de basura; mientras que en la segunda tienen proyectado el alumbrado LED para el sector peatonal, más las luminarias de toda la avenida y la forestación con 47 especies nuevas.

Publicidad