En San Luis se recuperó más de 300 animales silvestres durante el año 2021

En total 310 animales ingresaron al Centro de Conservación de Vida Silvestre (CCVS) durante el año 2021, el 87 % son aves, el 6% mamíferos, y el 7% reptiles. Los ejemplares fueron recuperados en distintos operativos realizados por el equipo de la Secretaría de Ambiente y Parques, en conjunto con la Policía Ambiental.


Entre los pilares fundamentales de las políticas provinciales que implementa el Gobierno de San Luis, se encuentra el intenso trabajo en el cuidado y conservación de la fauna autóctona. En este sentido, a través de la Secretaría de Ambiente y Parques, en conjunto con la Policía Ambiental, se desarrollan diversas acciones para controlar y detectar el tráfico ilegal de animales.

En esta dirección durante el año 2021 se recuperaron 310 animales silvestres que forman parte de los ecosistemas naturales sanluiseños, y también ejemplares que provienen de otras provincias y fueron rescatados en suelo puntano. Los ejemplares que más ingresaron son aves, entre ellas se identificaron: reina mora, pica hueso, jilguero, cabecita negra, mistito y corbatita; y en esta oportunidad ingresaron especies en peligro de extinción: cóndor, loro hablador, ñandú y cuatro guacamayos.

En cuanto a los mamíferos que ingresaron al CCVS la mayoría fueron zorros y también una especie en peligro de extinción: el pecarí. Otro ejemplar rescatado y rehabilitado durante el 2021 fue el yaguarundí, que había sido atropellado en cercanías de la ciudad de La Punta, y gracias al aviso inmediato de vecinos, pudo ser asistido y liberado en el Área Natural Protegida “Quebrada de las Higueritas”.

De los reptiles, la especie que más ingresó fue la tortuga de tierra, uno de los ejemplares que más sufre como consecuencia del comercio ilegal. Otro de los reptiles ingresados transitoriamente, fue la especie exótica llamada Phyton albina, que provino de un decomiso efectuado por la policía y se derivó al serpentario de Tigre.

Proceso de recuperación y cuarentena de los animales silvestres

Una vez que los ejemplares ingresan al Centro de Conservación de Vida Silvestre: se colocan en cuarentena en recintos aislados por 21 días, allí se les suministra antibióticos y antiparasitarios. Durante este período, son mantenidos en observación por el equipo técnico. Una vez que se encuentran en mejor estado físico-sanitario y comportamental, son trasladados a recintos de rehabilitación de mayores dimensiones para que comiencen a ejercitar la musculatura y así prepararlos para la liberación en su ambiente natural.

Publicidad