En tres meses, la garrafa de 10 kilos aumentó más del 30%

Ese incremento es el que registró el precio al que la revenden los kioscos o ferreterías. En las distribuidoras cuestan un 5% más que en enero.


El precio de las garrafas, el gas envasado que siempre formó parte de la lista de necesidades básicas del hogar para quienes todavía no cuentan con la instalación de gas natural, aumentó un 31% de enero a abril en la ciudad de San Luis. Este porcentaje surge del relevamiento que realizó El Diario en kioscos y ferreterías, en el que corroboró que la carga de un envase de diez kilos, el más usado en la capital, a principios de año costaba $600, mientras que ahora vale $790, y en algunos casos, unos pesos más, dependiendo del comercio.

En una distribuidora de YPF ubicada en la avenida Raúl Alfonsín (exruta 3 sur), los precios tienen una amplia diferencia con los minoristas. Allí, por ejemplo, una garrafa de 10 kilos cuesta $522,03 y la de 15 kilos está a $786,06.

Ayer, un vecino que compraba gas envasado allí contó que en el negocio de su barrio llegó a pagar casi mil pesos por una carga de diez kilos. “A la noche siempre es complicado y la típica es quedarse sin gas justo los sábados o domingos, entonces de apuro salí a buscar y llegué a pagar casi mil pesos; en los barrios siempre te cobran más caro”, dijo mientras recibía su garrafa.

Vecinos y vecinas siempre intentan hallar la manera de conseguir precios acordes al bolsillo, por eso recurren a este comercio que es mucho más barato que los de los barrios. Esto se debe a que son “garrafas sociales”, es decir, son productos alcanzados por un subsidio del gobierno nacional.

En una estación de servicio de YPF, la encargada dijo que el precio de las garrafas de 10 kilos no aumentó, pero sí el de las de 15. “En enero salían 680 pesos y ahora están a 780 pesos. Son cien pesos de aumento, que pesan”.

El Diario consultó por la venta de gas envasado en otras estaciones de servicio y la gran mayoría contestó que “dejaron de venderlo porque no es rentable, ya que deben ofrecerlo al mismo precio que en un kiosco común”.

Los tubos, por las nubes

El precio de la carga de un tubo de gas de 45 kilos se fue por las nubes. En enero, costaba $6.300, luego aumentó a $7.500 y ahora cuesta $8.000, un 30% más caro que a principios de 2022. Comerciantes aseguraron que las ventas de gas en ese tamaño cayeron y que los clientes optan por vender los envases y comprar una garrafa.

Las personas que no tienen movilidad o por otro motivo no pueden ir a comprar personalmente, tienen la opción de pagar el envío a un costo bastante elevado. Eduardo Torres tiene una distribuidora de garrafas y las lleva a domicilio con colocación incluida. “No tenemos el precio de las garrafas sociales porque las compro y las revendo, esas solo se venden en casa central”, contó.

En su negocio, en enero una garrafa de 10 kilos con envío a domicilio costaba $720 y ahora está a $750, un 4,16% más que el primer mes del año. La de 15 pasó de costar $1.080 a $1.130, es decir, tuvo un aumento del 4,63%.

Torres explicó que el aumento que sufrieron los tubos de gas tiene que ver con que “no están subsidiados”. “Fue lo que más aumentó, al no tener subsidio está liberado. En este momento lo estamos vendiendo a $8.000. En enero costaba $6.300, casi un 30% menos”. Sus clientes, para abaratar costos, optaron por rentar los tubos a cambio de una garrafa de 10 kilos, porque uno de 45 kilos, en invierno, dura entre 15 y 20 días.

A él ya le advirtieron que en las próximas semanas puede haber una suba elevada de los precios vigentes. “Me avisaron que tengo que completar la carga de mi negocio porque puede haber una posible suba. Se habla que una garrafa de 10 kilos puede pasar a costar $950. Están esperando que el gobierno nacional los autorice”, dijo.

Además, lamentó tener que estar golpeando constantemente el bolsillo de sus clientes porque, dice, no vende “ni más caro ni más barato que YPF”.

La venta de los envases se suma a la lista de aumentos. En las redes sociales, a las garrafas de 10 kilos (lo más ofrecido que encontró El Diario) las están rentando en $7.000, $8.000, $9.000. Las de YPF las ofrecen por $10.000, lo mismo que los tubos de gas.

Por otra parte, los vendedores de gas envasado de la capital puntana dijeron que no venden los "zeppelin", los cilindros de gas licuado, que se pueden contratar en YPF de Mendoza.

Publicidad