En un año, Cristina Kirchner cobrará casi 1.700 planes de Inclusión Social

Mientras la vicepresidenta percibe dos jubilaciones de privilegio porque la Anses no apeló, a los trabajadores y sectores más vulnerables se les hace imposible llegar a fin de mes.


Durante la última semana uno de los temas del debate público giró en torno a la polémica decisión de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) de desistir de apelar el fallo que ordenó devolverle la doble pensión vitalicia a la actual vicepresidenta Cristina Kirchner, beneficio que se le volvió a pagar desde abril tras una resolución del procurador del Tesoro, Carlos Zannini.

La doble pensión vitalicia de la cual es beneficiaria la ex presidenta representa unos $2,8 millones, monto al cual debe sumarse un reclamo por un retroactivo que asciende a unos $120 millones que se encuentran exentos del Impuesto de Ganancias.

Cristina Kirchner cobra dos pensiones honoríficas: una por los dos mandatos como presidenta y otra como viuda del también ex presidente Néstor Kirchner.

Ahora, cuando esa cifra es trasladada a una realidad en la que reina la inflación y la pobreza ¿qué significa?

De acuerdo a los últimos datos vertidos por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), San Luis presentó un 44,3% de pobres y un 4,7% de indigencia en el primer semestre del 2021. A nivel país los números son 40,6% y 10,7%, respectivamente.

Algunos ejemplos

La última actualización de las jubilaciones ordinarias fue en septiembre. A partir de ese mes el haber mínimo se ubicó en $25.922 y para alcanzar la línea de lo que recibe la vicepresidenta se necesitan unas 109 mensualidades.

Si se realiza la cuenta con los beneficiarios del Plan de Inclusión Social, la cifra se estira aún más: para llegar al monto se necesitan 140 mensualidades del Plan de Inclusión Social ya que desde este mes perciben $20 mil y 350 beneficios de merenderos 22 AG que pasan a cobrar $8 mil. (Hasta septiembre las remuneraciones eran de $16.200 y $6 mil, respectivamente).

En un año la ex presidenta cobra el equivalente a 1.680 planes de Inclusión Social.

Por otro lado, un empleado público de la categoría F ($50 mil) debe acumular 56 sueldos para reunir lo que cobra en un mes la vicepresidenta.

Y quienes cumplen sus tareas en el ámbito privado de San Luis (en promedio $64.339 de acuerdo a la Superintendencia de Riesgos de Trabajo) deben contar con 44 salarios para llegar.

Publicidad