Entró a robar a una casa, que creyó estaba sola, y fue atrapado por el dueño

El ladrón intentó llevarse herramientas en una vivienda ubicada entre los barrios Ate II y Covimer.


Diego Barrera debió pensar que en la casa ubicada entre los barrios Ate II y Covimer de Villa Mercedes no había nadie. Por eso, sin mayores tapujos, violentó una de las puertas delanteras de la vivienda y entró, sin otra intención que robar lo que allí encontrara. Pero se equivocó: en el domicilio sí estaban sus dueños, y uno de ellos logró reducirlo cuando ya había seleccionado algunos de los elementos que pensaba llevarse de ahí.

El joven de 23 años fue, luego, arrestado por los efectivos de la Comisaría 30ª y puesto a disposición del juez de Instrucción Penal 1, Alfredo Cuello, por el delito de "Robo en grado de tentativa", informó el comisario general Oscar Contrera, jefe de la Unidad Regional II.

Cerca de las 6:30 del domingo, a través de un llamado al 911, dos policías que patrullaban la zona fueron alertados de que en Miguel B. Pastor 1452, al parecer, un vecino había reducido a un ladrón.

Cuando el subcomisario Alejandro Maluff y el cabo primero Aldo Escudero llegaron al domicilio de Miguel B. Pastor los esperaba en la vereda la dueña de casa, Anisa Manzur.

La mujer los hizo pasar a la vivienda. En el área del living, los policías vieron a un hombre boca abajo y a otro que le sujetaba los brazos por la espalda.

Cuando le ordenaron al joven que estaba en el suelo que se identificara, él dijo ser Barrera, de 23 años y con domicilio en el barrio Ate II. El otro hombre, quien lo tenía reducido, era Facundo Saldias Bernal, de 50 años, el dueño de casa.

El damnificado les contó que el muchacho había entrado a su vivienda después de forzar la puerta de chapa del jardín delantero.

Los efectivos revisaron la vivienda y constataron que así era. También corroboraron que el delincuente había alcanzado a apartar varias herramientas de trabajo, que Saldias Bernal guardaba en la cochera. Los elementos estaban en el suelo, fuera de la caja donde los tenía su dueño.

Publicidad
Tags: policiales