Está acusado de abusar a dos niñas pero salió de la cárcel por una insólita razón

Pese a que la fiscal pidió que el hombre no saliera, el pedido no fue tomado en cuenta. El juez decidió otorgarle un operativo policial para que realizara la actividad que deseaba. Las niñas y la familia tienen miedo porque el hombre amenazó con matarlos.


Un hombre de San Fernando, Buenos Aires, está acusado de abusar sexualmente a dos nenas, de 9 y 10 años, las cuales eran hijas de su expareja. Pese a que fue denunciado, ahora un juez lo autorizó a salir de la cárcel, pero por un insólito motivo.

Carlos César Medrano pidió contraer matrimonio, pero no con cualquier persona: se trataba de la abuela de las menores abusadas y madre de su expareja, es decir, su suegra. Si bien la fiscal Mariela Miozzo indico que era "innescesario" liberarlo, ya que podía ingresar un sacerdote hasta la cárcel para casarlo, decidieron liberarlo.

El juez de garantías, Orlando Díaz, consideró que Medrano tenía que salir del penal para contraer matrimonio. Por este motivo, el hombre de 47 años llegó escoltado por un operativo policial hasta el Registro Civil. Al ingresar, los familiares de las nenas que fueron abusadas generaron disturbios por su llegada.

Tras dar el "sí, quiero", Medrano fue trasladado hasta la Comisaría 3°, en donde quedó alojado.

Encubrimiento

Pese a que la abuela de las menores se casó con el presunto abusador, la familia la había denunciado previamente por "encubrimiento de violación". Por este motivo, Marta Carolina Díaz también fue llevada hasta el Registro Civil escoltada por la Policía de San Fernando.

Carla, la madre de las niñas abusadas sexualmente, relató el momento en el que se enteró de la noticia: "Me llegó un llamado de un número desconocido y, cuando atendí, me avisaron que se estaba casando Medrano con la abuela de mis nenas".

Frente a este insólito contexto, la mujer dialogó con Noticiero de la Gente y explicó que el juez "es un corrupto". "Al igual que la abogada y todos lo que la están apañando. Si ya le dieron el permiso para que salga, puede ser que también lo dejen en libertad. Él amenazó a mi hija con que si hablaba nos iba a matar a mí, a ella y nos iba a prender fuego".

Publicidad