Este viernes dictarán el veredicto por los abusos sexuales en un colegio

Foto: Juan Andrés Galli
Foto: Juan Andrés Galli

Antes, el fiscal y los abogados harán sus alegatos finales en los que plantearán sus pedidos de pena.


Pasado mañana llegará a su fin el debate oral que empezó hace un mes, en el que juzgan a Juan Manuel Chaves, el profesor de música acusado de abusar de varios alumnos en el colegio San Buenaventura. Antes de que el Tribunal de Villa Mercedes dé a conocer su fallo escuchará lo que cada una de las partes, el fiscal y los abogados de las víctimas y el imputado, tengan que decir en los alegatos, en los que harán sus respectivos pedidos de pena.

El inicio de los alegatos está previsto para las 9 de la mañana y podrían extenderse hasta muy pasado el mediodía, teniendo en cuenta que serán al menos seis los abogados que expondrán. Lo más probable es que la lectura del veredicto, de las juezas Sandra Gabriela Ehrlich, Adriana Alfonso Lucero y María Eugenia Zabala Chacur, sea durante la tarde noche.

Por otro lado, a través de un comunicado de prensa del Poder Judicial, informaron que, al igual que la etapa probatoria, los alegatos y la lectura del veredicto serán a puertas cerradas, sin asistencia de los medios de comunicación.

El viernes pasado, en la última audiencia que tuvo el juicio, habló Chaves. Durante su declaración, en la que luego respondió preguntas, explicó cómo era su manera de trabajar con los niños de seis años. En otras palabras, negó haber abusado de ellos. Esos ultrajes, de acuerdo a lo que contaron los niños, ocurrían cuando el imputado los hacía participar en "el gato y el ratón", juego en el que, cuando la música paraba, debían tirarse al suelo y taparse los ojos, momento que aprovechaba para manosear sus partes íntimas.

"Le pregunté si los hacía poner en cuclillas y lo reconoció. También si les había hecho tapar los ojos y lo negó, por lo que tuve que leerle su declaración indagatoria en la que había admitido que la consigna era que se taparan los ojos", detalló Micaela Eguinoa, la abogada de la familia de una de las víctimas, sobre el momento en el que interrogó al profesor. "Entonces ¿por qué les hizo tapar los ojos?, le pregunté y no me supo responder", agregó.

La letrada luego le preguntó sobre las fotografías que encontraron en su celular. Es decir, le consultó a Chaves sobre las imágenes de niños en escenas de abuso sexual que había en su teléfono. "Le hice mención si sabía qué había en las fotos, si había niños practicando. Y dijo que sí, que eran imágenes de su dispositivo", recordó Eguinoa.

Publicidad