Fue condenado a perpetua por golpear y matar a una bebe: "Piden rever la pena"

José Nicolás Ferreyra purga cadena perpetua por golpear y provocar la muerte de la beba de su ex, en Santa Rosa.


Familiares de José Nicolás Ferreyra, condenado a cadena perpetua el 12 de noviembre pasado junto con Agustina Arias Morales, su expareja, ambos acusados por el homicidio de una beba de un año y 6 meses hija de la joven, piden la nulidad del juicio: aseguran que el joven es inocente y que la Justicia incurrió en irregularidades a la hora de la investigación. Su familia inició una campaña para juntar firmas mientras sus abogados insisten con presentaciones.

Guido Mauricio Sáenz, hermano de Ferreyra, le contó a El Diario que si bien les han informado desde el Superior Tribunal de Justicia de la Provincia que están reviendo el pedido, han optado por hacer público el caso, ya que el joven está pasando un mal momento en el Servicio Penitenciario Provincial. “De manera pacífica y sin molestar a nadie queremos que la Justicia anule el juicio. Causa mucha impotencia toda esta situación. Con mi familia estamos pasando un momento muy duro, él es inocente”, sostuvo.

El hombre reclamó que hubo muchas falencias en el período probatorio y aseguró que han podido probar la inocencia de su hermano. “Durante la investigación nos han escondido una historia clínica de la niña fallecida. A José lo condenan por el testimonio de una nena de 3 años que ni siquiera está en el expediente, no consta en ningún lado, incluso ni en la Cámara Gesell. Solo está el relato de la expareja de su exsuegra, quien refirió que esta niña, que es hermana de la víctima, a los 6 meses del hecho le contó que José le pegó una patada a la beba, pero eso solo fue el testimonio de este hombre, no está probado”, dijo.

Además, denunció que en el debate oral realizado hace 5 meses en la Cámara de Apelaciones de la Tercera Circunscripción de Concarán hubo versiones cruzadas, ya que Arias Morales apuntó en un momento contra su madre. “Primero la chica le echaba la culpa a su madre y luego la madre a ella. Eso se tendría que seguir investigando”, opinó.

Aseguró que su hermano y Arias Morales habían tenido solo un noviazgo en el que algunas noches dormía en la vivienda, aunque nunca hubo convivencia formal.

También está convencido de que durante las revisiones médicas hubo detalles que no se informaron, e incluso que hubo serias irregularidades. “La beba ingresó con problemas gastrointestinales y la derivaron al Hospital San Luis. Ahí le hicieron distintos estudios, que salieron normales. Incluso, la radiografía y la ecografía realizada en primera instancia dan cuenta de que estaba todo normal, y 36 horas después la atendieron 12 médicos, la intervinieron quirúrgicamente y luego falleció. La autopsia dio cuenta de que murió por golpes que le habían dado. La estimación del forense, según el momento en el que se produjeron los ataques, dan cuenta de que ella estaba internada. Es todo muy raro. Además muchos médicos no declararon”, detalló.

Ferreyra fue condenado como "coautor del delito de homicidio agravado por ser cometido con alevosía", en perjuicio de Guadalupe Morán Arias.

La niña ingresó con un cuadro de abdomen agudo al Hospital de Santa Rosa del Conlara el 7 de mayo de 2019.

Por la gravedad de su estado, tuvo que ser derivada al Policlínico Regional de la ciudad de San Luis, donde falleció dos días después.

Publicidad