Golpeó a un policía y desobedeció una orden judicial, pero quedó libre

Jorge Chavero estuvo seis días detenido. La jueza ordenó que haga terapia psicológica, que cumpla una restricción y que haga donaciones a una comisaría y un comedor.


Jorge Chavero se resistió a hacerse un alcotest cuando los efectivos de la DRIM (División de Rápida Intervención Motorizada) advirtieron que estaba delante del volante de un auto claramente ebrio. Tanto se opuso que golpeó en la cara a uno de los policías. Luego de que lo aprehendieron, el personal policial confirmó que, además, por estar en esa esquina del barrio Hipólito Yrigoyen de Villa Mercedes cometía otro delito: violar la perimetral que le impedía acercarse a su expareja. Pero este fin de semana, luego de estar seis días detenido en una comisaría, recuperó la libertad con la condición de cumplir ciertas pautas que le fijó la jueza de Garantía Mirta Ucelay.

El hombre quedó imputado por "Desobediencia de una orden judicial" y "Resistencia a la autoridad", confirmó la fiscal de Instrucción 3, Daniela Torres.

Las pautas que Chavero deberá cumplir, porque de lo contrario la causa en su contra podría seguir su curso hasta llegar a una instancia de juicio, son "hacer terapia psicológica, cumplir con una prohibición de acercamiento recíproca respecto a su expareja y también tendrá que hacer unas donaciones a la comisaría, otras donaciones a un comedor, iniciar un tratamiento psicológico y sumarse al grupo de las masculinidades de la Secretaría de la Mujer", detalló Torres.

Estas condiciones fueron ordenadas por la jueza, pero previamente propuestas por la fiscal luego de llegar a un acuerdo con los abogados del imputado. "La defensa me acercó un convenio y yo le sumé otras pautas", aclaró.

Publicidad