Cargando...

Histórico: Un hombre recibió un trasplante de corazón de un cerdo

Es el primer procedimiento de su tipo realizado a un ser humano. El avance ofrece esperanza de vida a los pacientes en espera de órganos.


Por primera vez en la historia, un ser humano recibió un trasplante de corazón de un cerdo modificado genéticamente, según reportó The New York Times. La operación fue realizada el viernes pasado en Baltimore, Estados Unidos, y duró 8 horas. Según los cirujanos del Centro Médico de la Universidad de Maryland, David Bennett, el paciente de 57 años, ya se encontraba bien el lunes.

En la operación, los médicos reemplazaron el corazón de Bennett con uno de un cerdo de 1 año y casi 109 kilos, editado genéticamente y criado específicamente para este propósito.

“Crea el pulso, crea la presión, es su corazón”, dijo al Times el doctor Bartley Griffith, autor del procedimeinto. “Está funcionando y parece normal. Estamos emocionados, pero no sabemos lo que nos deparará el mañana. Esto nunca se ha hecho antes".

Bennett aceptó ser el primero en arriesgarse a la cirugía experimental. “Esto es nada menos que un milagro”, dijo su hijo David el domingo, dos días después de la cirugía. “Eso es lo que mi papá necesitaba y eso es lo que siento que obtuvo”, agregó.

Los intentos anteriores de tales trasplantes, denominados xenotrasplantes, han fracasado debido a que los cuerpos de los pacientes rechazaron rápidamente el órgano animal. La diferencia esta vez es que se utilizó el corazón de un cerdo con una edición de genes para eliminar un azúcar en sus células que es responsable de ese rechazo de órganos hiperrápido.

En diálogo con USA Today, el doctor Robert Montgomery, cirujano de trasplantes en NYU Langone y paciente de trasplante de corazón, dijo que “este es un avance verdaderamente notable. Estoy emocionado por esta noticia y la esperanza que le da a mi familia y a otros pacientes que eventualmente serán salvados por este avance”.

Por el momento, los médicos que atienden a Bennett son cautos, debido a que todavía está conectado a una máquina de circulación extracorpórea, que lo mantenía con vida antes de la operación, pero eso es usual para un nuevo receptor de trasplante de corazón.

El nuevo órgano está funcionando y ya está haciendo la mayor parte del trabajo, y sus médicos dijeron que podrían retirarle la máquina el martes. Siguen monitoreándolo con mucha atención en busca de señales de que su cuerpo está rechazando el nuevo órgano, pero las primeras 48 horas, que son críticas, transcurrieron sin incidentes.