Huevos de Pascua: las subas de precios superan a la inflación

Los precios varían según los gramos de cada artículo. Hay alternativas para los clientes pero a diferencia del 2021 aumentaron entre el 40 y 100%.


Los huevos de Pascua no escapan a los vaivenes de la economía, que arroja variaciones cada vez más inestables. De acuerdo a un relevamiento de El Diario, los aumentos se posicionaron entre el 40% y el 100%, según el producto. El mayor impacto se refleja en las alternativas que no superan los 20 gramos. Frente al escenario, la producción artesanal se posiciona como la opción más económica.

“El huevo Kinder que viene con sorpresa, en su tamaño más pequeño, tiene un valor de $200. Los Milka, de 22 gramos, están en $160 y los de Arcor llegan a $140. En nuestro caso, notamos una suba que ronda estimativamente el 60%”, señaló Tomás Montañez, quien trabaja en una despensa del microcentro.

Para dar una idea, el año pasado un huevo de 20 gramos se conseguía en $100; la suba del 2022 llega al 100%. Durante el 2021, los productos que rondan los 110 gramos se adquirieron por $677,90, mientras que esta vez están en $999, lo que se traduce en un 47,36%. El tradicional huevo de 150 gramos con sorpresa estaba en $1.144 y pasó a $1.620, un 41,60% más.

Las góndolas del supermercado puntano de calle San Martín reflejan que un huevo Georgalos de 75 gramos cuesta $499. La marca Vizzio, en 177 gramos, tiene un valor de $1.574; la elección Bonafide con forma de conejo, de 60 gramos, cuesta $293,90. Un huevo Nugaton de 177 gramos ronda los $1.540. Un paquete de huevitos Águila de 20 unidades, por 160 gramos, está en $777,90. Lo más caro corresponde al artículo de la misma firma de 200 gramos, que se exhibe en $1.999.

El supermercado nacional de calle Pringles ofrece un paquete de 55 gramos de la marca Bon o Bon por $484,25. Un conejo Bonafide de 60 gramos está en $215, mientras que el conejo Rocklets, de 110 gramos, vale $780. Este local comercializa una marca alternativa que lleva el nombre de la empresa, en $379 y $349, según el tamaño. Lo más costoso es de Ferrero Rocher: la unidad por 255 gramos sale $1.990.

“Hay alternativas para buscar, muchos productos vienen con sorpresas que varían según las firmas y las preferencias de los más chicos. Vendemos huevitos de entre $30 o $40, por ejemplo. El más caro, de 140 gramos, está en $1.500, que viene con tazas o juguetes. Hay otros de entre $100 y $200. Nosotros no reflejamos los incrementos porque abrimos el local hace poco. Tenemos la esperanza de continuar las ventas anticipadas. Lo que nos dicen los proveedores es que aumentó el chocolate”, indicó Estefanía Di Gennaro, dueña de un negocio ubicado en la peatonal Rivadavia.

Francisco Funes, quien atiende un almacén céntrico, remarcó que un huevo de 115 gramos se vende a $950 y uno de 56 gramos en $600, todo con un margen de ganancia de entre el 30% y el 35%. “Esas opciones son las que ofrezco al público, que son las más accesibles. Hay otros de 150 gramos que hay que venderlos a $1.800 como mínimo”, graficó.

La producción artesanal

Pasa en todos los rubros. La producción artesanal sufre un impacto concreto porque se utilizan determinados insumos y desarrollan procesos particulares que diferencian sabores y texturas de lo que es un huevo de escala industrial. Indefectiblemente, estas variedades no escapan al incremento. Lo cierto es que, aún así, son las más económicas para las familias.

“La suba del chocolate este año es de un 50%. La harina, que ocupo para las roscas de Pascua por ejemplo, alcanzó un 80% más. El azúcar impalpable común y el maple de huevos incrementaron el 100%. Para dar una idea, durante el 2021 ofrecía artículos desde $40, con combos que partían en $250. Por lo general, lo que preparo es un huevo grande con varios huevitos en su interior, golosinas, bombones, etcétera. Esta vez, el más económico parte en $100 y

los combos están entre $400 y $500”, puntualizó Noelia Noemí Donoso, quien tiene un emprendimiento en el rubro.

Mirtha Coria y su hija Florencia Carreras producen artículos artesanales. Aseguran que el precio de los insumos trepó un 100% en términos generales, aunque no reflejaron la totalidad de las actualizaciones para evitar que los clientes sientan bruscamente los cambios.

“Trabajamos con productos de buena calidad, pero no trasladamos todo al precio final. Todos los huevos traen Rocklets y en el caso de los que vienen rellenos los hacemos de Oreo, chocotorta, crema con frutilla, Bon o Bon, entre otros. El año pasado se notó una inclinación por lo artesanal y esta vez seguramente será de la misma manera”, afirmó Coria.

En su caso, la opción más económica parte en $140 y la más cara, que son los huevos rellenos, está en $1.000. Las intermedias rondan los $200, $500 y $680, según el tamaño.

Ivana Burgos elabora productos para La Toma y Santa Rosa del Conlara. Aseguró que los insumos escalaron entre el 70% y el 80% en todo lo que es chocolate, confites y golosinas. “Debido al aumento de precios de estos últimos meses, los productos de chocolate también sufrieron un incremento. Para estas Pascuas tenemos los tradicionales huevos que van del Nº 8 al 15; también ofrecemos otros más grandes. Vendemos variedades de conejitos y gallinitas a partir de $150. Cada año notamos que la gente compra más productos artesanales, ya que el precio es accesible para todos”, subrayó.

Publicidad