Cargando...

Instalar y mantener el wifi ultraveloz tendrá un costo de 2.500 pesos

A través de fibra óptica, el servicio tiene una velocidad de 1.000 Mbps. Comercios ya pueden solicitar su adhesión.


San Luis es la provincia más tecnológica de la Argentina y del continente americano". Con esa frase, tan contundente como reveladora, la ministra de Ciencia y Tecnología de la Provincia, Alicia Bañuelos, abrió la conferencia de prensa con la que presentó oficialmente el Plan San Luis a Mil, el proceso por etapas que despliega fibra óptica por todo el territorio para brindar una mayor banda ancha y así, los puntanos que utilizan el wifi gratuito que provee el Estado cuenten con una velocidad de internet de mil megabits (Mbps) por segundo, 950 veces más rápido que en la actualidad. La instalación y el mantenimiento de ese servicio, al que hoy ya pueden acceder comercios de las zonas céntricas de San Luis y Villa Mercedes, tendrá un costo mensual de $2.500.

Ambos detalles fueron confirmados por Bañuelos en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo. Junto a ella estuvieron el director de la Autopista de la Información, Franco Videla, y el asesor del Ministerio de Ciencia y Tecnología, José Jerez.

La funcionaria explicó que el Plan San Luis a Mil consiste en el tendido de fibra óptica por toda la provincia para aquellos habitantes que lo necesiten. La banda ancha FTTH (Fibra Óptica Hasta el Hogar) llegará a comercios, hogares, consorcios, industrias y barrios cerrados a cambio de ese aporte mensual que se podrá pagar por múltiples medios digitales y presenciales.

Gracias a la extrema velocidad que ahora tendrá internet, los interesados podrán hacer múltiples tareas en el hogar, el comercio o las industrias sin contratiempos y de manera eficaz.

Los primeros en acceder serán los comerciantes de las áreas céntricas de San Luis capital y Villa Mercedes. Ellos podrán hacerlo desde hoy porque los técnicos dejaron todo listo para incorporar a esos usuarios.

El trámite para solicitar el servicio es muy simple: deben ingresar al sitio www.a1000.sanluis.gov.ar y llenar el formulario de pedido. Luego los técnicos de la Autopista de la Información se comunicarán y en dos días podrán tenerlo en sus locales.

Igualmente, el despliegue de FTTH no se detendrá. Tal como ocurre en los diversos servicios o políticas públicas que el Estado acerca a sus habitantes, la instalación de banda ancha también llegará primero al interior provincial y luego, a las principales ciudades.

Ayer, la titular de la cartera tecnológica subrayó que los técnicos trabajarán sin pausas en once localidades para que aquellos pobladores que lo precisen adhieran al internet ultraveloz. Las obras ya comenzaron y hay un cronograma de finalización de los trabajos: en Los Manantiales, el 26 de diciembre; La Calera, 18 de enero; Villa de la Quebrada, 27 de febrero; Nogolí, 14 de marzo, y en San Martín, Paso Grande, La Punilla, Fraga, La Toma, El Volcán y Justo Daract estarán el 1º de junio.

Tras eso avanzará por el resto de las ciudades, barrio por barrio, aunque el tratamiento en edificios, consorcios y barrios cerrados será diferente: "Recurriremos a ingenieros para que definan la mejor manera de encarar los trabajos en esos complejos. Requiere un análisis puntual de cada edificio o complejo habitacional", explicó.

Según la ministra Bañuelos, San Luis a Mil se concretó gracias a las negociaciones que durante un largo tiempo sostuvo el Gobierno de San Luis —a través del Ministerio de Ciencia y Tecnología— con el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom). Siempre el objetivo fue llevar FTTH a todos los puntanos y puntanas. Tras sellar el acuerdo, el Estado provincial se hace cargo del 49% de la inversión y Enacom, del 51% restante.

Mientras confirmaba ventajas, costos y anunciaba los primeros pueblos que contarán con el rapidísimo y efectivo wifi, Bañuelos entregó cifras que explicaron por qué San Luis, hoy, en materia digital, gracias al internet gratuito, al uso de antenas y entrega de dispositivos, supera a cualquier distrito norteamericano y en ese ítem puede mirarse “de tú a tú” con países desarrollados como Corea del Sur o algún estado europeo.

"Contamos con más de 130.000 hogares conectados a internet, más de 1.700 antenas de wifi y ya instalamos 4.500 kilómetros de fibra óptica. Y, sobre todo, en San Luis, el internet inalámbrico es gratuito. Y así seguirá. Esto de Plan Mil será un servicio simultáneo. Hay una política definida en torno a esto que viene desde hace años e incluso los premios internacionales que la provincia ha recibido dan cuenta del desarrollo de San Luis en este sentido", afirmó Bañuelos.