Investigan al padrastro y a la madre de víctima de abuso

Los imputados, quienes fueron denunciados por la hermana mayor de la damnificada en 2018, están en libertad.


Hace tres años que la hermana mayor de L.D.A.M. denunció a P.A.A. y a A.G.M. —su padrastro y madre, respectivamente— por abuso sexual, y aún espera que la Justicia los detenga y los indague. La causa tramita desde diciembre de 2018 en el Juzgado Penal 2 de San Luis. Según señaló una fuente de la causa, la víctima tiene 23 años y padece retraso madurativo. Los acusados están libres e imputados por “Abuso sexual con acceso carnal agravado por la convivencia preexistente continuado”.

Los hechos salieron a la luz cuando la damnificada vivía con su hermana mayor, quien había obtenido la guarda provisoria de ella y de su hermano menor tras episodios de violencia que sufrían en la casa de su madre. La denunciante expuso que la chica le contó que P.A.A., su padrastro, la manoseaba y la violaba cuando su madre se iba a trabajar. Cuando le consultó si le había contado a alguien más sobre los ultrajes, ella le dijo que sí, que se lo había confiado a su psicóloga.

La Cámara Gesell y la revisión ginecológica revelaron que presenta signos de abuso sexual.

Luego, la denunciante se entrevistó con la profesional y esta le dijo que sí, que L.D.A.M. le había contado que era abusada por su padrastro, por lo que citó a su madre para informárselo, pero aseguró que A.G.M. le dijo que todo era mentira, que la chica lo había inventado.

En la denuncia, la joven expuso que su hermana también le dijo que le había pedido a su madre “que le dijera a su marido que dejara de tocarla cuando ella no estaba”, pero que la mujer solo le decía que se callara y la golpeaba. En esas situaciones de violencia, si su hermano menor intercedía para defenderla también era golpeado, por lo que sus hermanos mayores acudieron a la Justicia y obtuvieron la guarda provisoria de ambos.

La fuente mencionó que en el expediente consta el informe de la entrevista que la psicóloga del Cuerpo Profesional Forense del Poder Judicial, María Samper, le realizó a la víctima. La profesional determinó que: “En lo referente a signos compatibles con vivencias de abuso sexual, el análisis del relato expuesto en el dispositivo Cámara Gesell arroja algunos resultados positivos en cuanto a los tres criterios de validación comprobados CBCA (Análisis de Contenidos Basado en Criterios) de Stéller y Köhnkel”.

Además, la fuente resaltó que la médica forense de la Primera Circunscripción Judicial, Laura Marcela Gómez, durante el examen médico ginecológico realizado a la víctima indicó que la misma presentaba “signos de abuso sexual”. Refirió que no entiende cómo los acusados permanecen libres “con tantas pruebas de cargo en su contra”.

Publicidad