Cargando...

Karla Escudero es la nueva monarca sudamericana

Se consagró en la categoría senior y logró el carnet profesional. "Cumplí el sueño de mi vida", dijo.


Karla Escudero (34) no para de conseguir logros en el fisicoculturismo. Ahora se consagró campeona sudamericana en la categoría senior hasta 1,66 metro; y de esta manera logró el carnet profesional. La competencia se realizó durante cuatro días en el Auditorio "Belgrano", en la Ciudad de Buenos Aires.

Subirse al escalón más alto del podio no fue lo único que alcanzó la tomense, ya que fue segunda en master, y entre las profesionales clasificó tercera. "Cumplí el sueño de mi vida. Ahora quiero redoblar la apuesta y competir con las mejores del planeta. Ese es el desafío que me propuse cuando abracé esta disciplina deportiva", comenzó diciendo la flamante campeona.

El fisicoculturismo es un estilo de vida. Empecé en 2015, y desde ese momento sentí que era parte de mí". Karla Escudero, campeona sudamericana de fisicoculturismo.

El esfuerzo y el sacrificio, a la corta o a la larga, siempre dan sus frutos. Karla vive por y para el fisicoculturismo. Es su estilo de vida, su pasión. "Cuando estaba en el podio y escuché las estrofas del Himno Nacional Argentino sentí una enorme emoción y mucho orgullo. Se me cruzó por la cabeza todo el esfuerzo que hice a lo largo de mi carrera, y hoy tener el título sudamericano y el carnet de profesional es un mimo al alma".

Hace seis años que arrancó con este sueño. Un día dejó el pádel para comenzar con el fisicoculturismo. Y en este tiempo logró muchos títulos. Es tetracampeona argentina, y ahora le suma este cetro sudamericano. Pero más allá de los trofeos y las medallas, lo que más feliz la pone es haber conseguido el carnet profesional. Esto la habilita para otros campeonatos, más complicados por cierto, pero que le van a servir para medirse con las mejores del planeta.

En seis años logró innumerables títulos. Apuesta a seguir creciendo.

"Logré lo máximo que se puede conseguir en este deporte. Ahora se vienen lindos desafíos que estoy dispuesta a encarar. Todavía no caigo. Estoy feliz de haber dado este gran paso en un deporte que crece día a día", aseveró.

Es de perfil bajo. Familiera. Amiga de sus amigas. Se le llenaron los ojos de lágrimas cuando recordó cómo la recibieron en La Toma. Sus alumnas del gimnasio y la gente de la localidad la esperaron con bombos y platillos. Esto demuestra que en estos años cosechó muchos amigos que se pusieron felices por el logro obtenido en Buenos Aires.

karla 2.jpg

En La Toma, en la tranquilidad del hogar, Karla mira una y otra vez las fotos del podio. Cierra los ojos. Se anima a soñar con desafíos más grandes. Sabe que le quedan años de competencia, pero no quiere relajarse y ya piensa en el calendario de 2022. Ganó muchos títulos, pero para estar en este lugar hizo muchos esfuerzos. Nadie le regaló nada. Por momentos todo le costó el doble, por eso quiere disfrutar. Acordarse de la familia, esa que siempre está, principalmente cuando las cosas no salen bien. Respira profundo. Aprieta el puño fuerte como si estuviera festejando un título.

La Toma tiene una campeona sudamericana de fisicoculturismo. Karla Escudero tiene ganas de abrazarse con toda la provincia y festejar con ellos este logro. Sumó más podios. Cumplió el sueño de ser profesional. Ahora quiere seguir sumando medallas, pero primero quiere disfrutar de su gran presente.