La Policía realizó dos allanamientos en el barrio Pucará por un robo piraña

La Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de San Luis llevó a cabo dos allanamientos en el barrio Pucará, ordenados por el juez Juan Montiveros Chada, en relación a un robo a dos adolescentes ocurrido el 4 de enero. Los allanamientos dieron resultado positivo, y se encontraron ropas de vestir, el teléfono celular robado y dos armas de fuego. Por el momento, no hay detenidos en la causa.


Este jueves a las 18, personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) concretó dos allanamientos en el barrio Pucará, los cuales fueron ordenados por el juez Juan Montiveros Chada, quien investiga el robo a dos adolescentes ocurrido el 4 de enero, donde uno de ellos fue golpeado por los ladrones.

La causa es investigada por el fiscal Esteban Roche y por personal de la DDI. El robo que afectó a dos chicos de 15 años, ocurrió el pasado 4 de enero en las inmediaciones del puente de la ruta provincial 3, antes de llegar a la ruta 19.

En ese lugar, los adolescentes fueron sorprendidos por tres hombres que estaban escondidos bajo el puente. Para robarles, los ladrones golpearon a uno de los menores con una piedra en la cabeza y lo patearon en el suelo para sustraerle el teléfono celular. Una vez obtenido el botín, los ladrones escaparon hacia el barrio Pucará.

Los efectivos de la DDI comenzaron con las tareas de investigación. Primero, analizaron las cámaras de vigilancia de la zona, con las que pudieron establecer las características de los malvivientes y sus prendas de vestir. Uno de ellos llevaba

una gorra de color negra y una remera celeste, otro de los sospechosos vestía una musculosa de oscura con líneas verdes laterales.

Siguiendo con la investigación del caso, la Policía identificó a los agresores como Samir Morales, de 20 años, y Luis Miguel Campusano, de 19, ambos con domicilio en el barrio Pucará. Hasta ahora la DDI no ha logrado identificar al tercer sospechoso.

Con toda esta información, el juez ordenó dos allanamientos en dicho barrio que dieron resultado positivo, participando además del operativo personal de la Comisaría 23, Policía Científica e Infantería.

En la primera vivienda allanada, ubicada en la manzana D, donde viven los abuelos de Morales, los efectivos encontraron ropas de vestir.

En el segundo lugar procesado, de la familia Campusano, también se secuestraron ropas de vestir que coinciden con las descritas que vestían los ladrones al momento del atraco, pero además se encontró el teléfono celular robado y dos armas de fuego: una calibre 22 corto y una de fabricación casera, denominada "tumbera" en la jerga delictiva.

Desde la Policía se informó que por el momento no hay detenidos en la causa

Publicidad