La provincia destinó $400 millones al Hospital “Ramón Carrillo” para que desarrolle el cultivo de cannabis medicinal

Transfirió el dinero en junio y está destinado solo para este año. En septiembre, la Sociedad del Estado llamó a licitación para adquirir e instalar dos invernáculos por $97 millones.


Bajo el nombre de “Proyecto Belgrano Cannabis Medicinal” el Gobierno de Alberto Rodríguez Saá avanzó en el proceso para cultivar la planta con fines terapéuticos en San Luis. El gobernador había dado a conocer hace un tiempo la intención y la idea ya está en marcha.

Este lunes fue publicado en el Boletín Oficial, el decreto N° 4574 del ministerio de Salud donde le otorgan a la Sociedad del Estado “Ramón Carrillo” una suma de $400.120.000 para “llevar adelante” la iniciativa.

El acto administrativo tiene fecha 6 de junio de este año, y el dinero fue girado como “un aporte no reintegrable para el ejercicio financiero 2022”.

“La Provincia concretará el cultivo, producción, industrialización y comercialización de cannabis y sus derivados con fines medicinales y terapéuticos, en todas sus variedades", había dicho Rodríguez Saá en la 34° Asamblea Legislativa, el 1° de abril de 2021. Agregó que darían “estricto cumplimiento a las normas que regulan su producción, bajo protocolos y auditorias correspondientes”.

En agosto de 2019, la Cámara de Diputados había dado sanción definitiva a la adhesión a la Ley Nacional N° 27.350. Un año después, el Gobierno provincial envió a la Legislatura el proyecto que estipulaba la creación de una sociedad del Estado que tendría la facultad de cultivar y comercializar el cannabis. Más tarde fue aprobada por Diputados y Senadores.

El decreto que lleva la firma del gobernador y los ministros de Hacienda, Eloy Horcajo, y de Salud, Rosa Dávila, no dan detalles sobre el destino que tendrán los más de $400 millones. Tampoco se conoce si están planificados otros desembolsos para el proyecto.

Sin embargo, desde ese momento a la actualidad, la Sociedad del Estado que dirige el Hospital Central hizo tres llamados a licitación. Se desconoce si los recursos que utilizó fueron estos.

Una de ellas, la N°18 fue por $35.032.394,21 para la obra civil, general y particular de seis bloques a habilitar para la misma iniciativa. La presentación de ofertas solo tuvo un día: desde el 11 al 12 de agosto.

En paralelo, se hizo se realizó la licitación N° 17 dirigida a la instalación eléctrica de esos bloques. El monto establecido fue de $17.916.470.

En septiembre hubo otro llamado para la adquisición e instalación de dos invernáculos destinados a la primera etapa del “Laboratorio Cannabis”. El presupuesto oficial fue de $97.478.506,31.

Se estableció un plazo para que el oferente ganador colocara los invernaderos en un plazo de 45 días una vez que la obra fuera adjudicada.

Según las características que aparecían en la licitación, uno de ellos tenía que ser de 10 por 32 metros, y el otro de 20 por 32.

Además, entre otras cosas, debían contar con refuerzos, perfil de aluminio, cobertura de polietileno, malla antigranizo, portón corredizo, climatizador, evaporador, extractores, pantalla térmica, cortinas, calefactor a gas y luces fotosintéticas.

Entre los fundamentos de la adquisición, mencionaron que con el cultivo bajo cubierta, se persiguen tres objetivos: “Obtener producción fuera de época cuando las condiciones climáticas locales son adversas para la producción al aire libre, incrementar la producción lo cual es posible como consecuencia de la intensidad de los cuidados y las condiciones de cultivo favorables dentro de las estructuras protegidas, y mejorar la calidad comercial de la producción”.

Del mismo modo, figuran las diferentes etapas que involucra el proceso de cultivo de cannabis.

La licitación lleva la firma de la presidenta de la Sociedad del Estado, María José Zanglá y del director, Francisco Petrino.

Sin embargo, desde el Hospital Central no han informado sobre los avances del proyecto, en qué instancia se encuentra ni los plazos estipulados para concretarlo. Incluso, se desconocía que ya estaba en marcha.

A mediados del año pasado, Rodríguez Saá participó de la presentación del proyecto de ley para el desarrollo de la industria del cannabis medicinal y el cáñamo industrial.

“Estoy totalmente de acuerdo con la ley, creo que ha sido muy bien fundamentada y goza del máximo apoyo de la provincia de San Luis”, expresó en ese momento el primer mandatario provincial.

Según los datos oficiales a septiembre pasado, en San Luis 909 personas contaban con el permiso para el cultivo de la planta con fines terapéuticos. El 21% (192) de los sanluiseños que tienen la credencial son mujeres y el 79% (717) hombres.

Publicidad