La Provincia hará un estudio de prefactibilidad para la generación de hidrógeno verde

El Ejecutivo puntano contrató una empresa que realizará el análisis para la instalación de una planta piloto de producción de este combustible.


San Luis busca participar en la producción del “combustible del futuro”. En el gobierno provincial indicaron que se rubricó un decreto para la contratación de la empresa TCI Gecomp, firma que realizará un estudio de prefactibilidad técnica y económica para la instalación de una planta piloto de producción de hidrógeno verde.

El hidrógeno es un elemento con mucha potencialidad, ya que posee tres veces más energía que la gasolina pero con la ventaja de que es una fuente de energía limpia, ya que solo libera agua en forma de vapor y no emite dióxido de carbono, un gas de efecto invernadero.

El problema era que antes debían utilizarse hidrocarburos para poder generar hidrógeno, lo que no solo era costoso sino también muy contaminante. La innovación ocurrió cuando se logró producir este recurso con energías renovables como el sol y el viento, a través del proceso de electrólisis. Esto es lo que se denomina “hidrógeno verde”.

En el Gobierno puntano indican que la adopción de este combustible es una acción fundamental para la mitigación del cambio climático. Además, subrayaron que la Provincia busca contar con un sistema energético descarbonizado, lo que “ofrece múltiples beneficios socioeconómicos y promueve el desarrollo sostenible”.

Aseguraron que el acuerdo contempla la capacitación del personal de la Secretaría de Ambiente y Parques sobre la cadena de valor de producción de hidrógeno verde y su aplicación al transporte. También la comprensión del mercado y sus oportunidades comerciales, conocer los diferentes tipos de tecnologías que existen en esta industria, y los detalles del diseño.

Las principales aplicaciones del hidrógeno se encuentran en la industria, la movilidad y el almacenamiento de energía a gran escala, lo que ayuda la gestión de las energías renovables de carácter intermitente y estacional.

Afirmaron que esta alternativa ahora se presenta en la Argentina “como una oportunidad para desarrollar proveedores competitivos en toda la cadena, crear nuevos empleos y aumentar significativamente las exportaciones, preservando el entorno natural”.