Lionel no pudo comprar el álbum del Mundial y creó el suyo

El niño sorprendió a su padre, dibujó con lápices de colores los casilleros y sus ídolos. Piensa continuar y completarlo.


Lionel Cáceres es un niño de ocho años que no pudo comprar el álbum del Mundial de Qatar y decidió crear el suyo. Hace unos días sorprendió a su padre cuando le mostró que lo hizo con sus propias manos: dibujó con lápices de colores tanto los casilleros como sus ídolos. Asegura que piensa continuar para completarlo.

"Yo le comenté a él que ahora tenemos el cumpleaños de quince de su hermana y he gastado un montón, pero que después se lo iba a comprar junto a las figuritas. Pero él, ansioso, me lo pedía. Hace unos días nos acostamos a dormir la siesta y cuando me desperté, me dijo que no lo hiciera, que él ya lo había hecho", mencionó el papá del niño, Darío. Y añadió: "Cuando lo vi, me largué a llorar".

Impulsado por una mezcla de ilusión, ganas y mucha creatividad, el pequeño hizo todo artesanalmente. Utilizó un cuaderno, colores, tijeras y "voligoma" para darle forma. "Lo empecé a hacer porque estaba caro, me gusta dibujar y voy a arte en mi escuela. A Mbappé no lo quiero hacer, porque odia a Messi porque juega mejor que él", aseguró Lionel, que se llama así por el astro mundial y lleva de su segundo nombre Mateo, por uno de los hijos del futbolista.

"Me sorprendió verlo, dibujó a Di María y a Álvarez, porque los dos somos hinchas de River. A Messi lo hizo dorado, porque me decía que con esa se iba a ir a Qatar. Después hizo a Cristiano y a Neymar, que son otros que él admira y me dijo: 'Papá tengo a las tres estrellas del fútbol mundial'. Estaba chocho", expresó su padre.

El hombre comentó que, orgulloso, lo puso de estado en WhatsApp para que lo vieran los hermanos y sus tíos. Luego alguno de ellos lo subió a Facebook y generó repercusión por la ocurrencia.

"En los kioscos limitan la cantidad de paquetes y las filas se forman antes de que abran los puestos"

"Todavía no tiene el álbum, esa es la ilusión de Lionel, con figuritas para poder pegarlas. Yo le dije que una vez que se me aliviane un poco el bolsillo se lo iba a comprar", agregó.

Darío describió a su hijo como un chico que no se queda quieto, que habla todo el día y que está pendiente de todo. "En la familia estamos todos sorprendidos, yo le dije que tiene mucha imaginación. Él lo interpretó de esa forma, a mí no se me hubiera ocurrido", comentó.

El furor no se detiene

El interés por las figuritas mundialistas, además de volverse un tema de conversación habitual entre grandes y chicos, se puede ver en los puestos de revistas, donde se forman largas filas de fanáticos y personas que aguardan con paciencia su momento para poder comprarlas.

Cristian Cuello, quien trabaja en uno de esos comercios en Villa Mercedes, comentó: "Las recibimos los miércoles y sábados, en una hora, u hora y media, se agota todo, álbumes y figuritas. Las vamos limitando de acuerdo a lo que tenemos, suelen ser diez paquetes por persona o por familia. La fila se arma antes desde que abramos, no podemos reservar, lo hacemos todo por orden de llegada, sino ya estaría todo vendido y pagado de antemano".

Publicidad