Lo detuvieron en el techo de una casa luego de robarse un celular

Maximiliano Campos entró con un cómplice a un departamento de Almirante Brown al 500 y luego de amenazar y golpear a la joven Nadia Garro; se llevó su Smartphone.


Una verdadera pesadilla vivió la joven Nadia Brenda Garro (21 años) cuando en la madrugada de este lunes fue sorprendida por dos hombres que se le metieron en su departamento, la amenazaron con un elemento metálico, luego la golpearon, le robaron su teléfono celular y se dieron a la fuga.

El hecho delictivo sucedió en el edificio de departamentos ubicado en Almirante Brown 572. La chica declaró a la Policía que los hombres que vestían camperas oscuras y pantalones de jean azul se metieron con el balcón de su departamento.

Al mismo tiempo llegó un aviso a través del 911 y luego de una persecución que incluyó un escape por los techos, finalmente fue detenido Maximiliano Campos (alias Pelusa) quien tiene 28 años y vive en el barrio José Hernández.

En principio la carátula del expediente dice: Averiguación de robo calificado, privación ilegítima de la libertad y violación de domicilio.

Según el relato policial los individuos, luego de perpetrar el robo se fueron corriendo por la calle Almafuerte hacia la Avenida Eva Perón. En ese momento dos móviles policiales comienzan la búsqueda: uno a cargo del cabo Primero Mario Talquenca y el agente Schiro Lucero; y el restante que manejaba el supervisor del Comando y jefe de turno subcomisario Marcelo Coria.

En un momento encuentran a los individuos corriendo por calle Martín de Loyola hacia el oeste y al llegar a la esquina con Estado de Israel, ven que ambos se suben a los techos de las casas. Rápidamente los policías realizaron un operativo cerrojo en la cuadra y así lograron detener a Campos en el domicilio de Estela Rodríguez, en Esteban Adaro al 800. Aunque su cómplice logró escapar.

Al detenido le encontraron entre sus ropas un teléfono celular marca Motorola modelo Moto E7I Power con protector azul que la joven, víctima del robo, reconoció como propio.

Publicidad