Lo investigan por asaltar con un cuchillo a tres mujeres en 4 horas

Según las averiguaciones del personal de la Comisaría 10ª podría ser Martín Rafael "El Pelota" Altamirano.


El delincuente que atacó con un cuchillo a Verónica Sosa para robarle no perdió el tiempo. Apenas terminó de asaltarla, apuntó a otra víctima: otra mujer que también se dirigía a su trabajo. A esa segunda damnificada la agredió a trompadas y alcanzó a sustraerle una mochila.

No conforme con eso, tres horas y media después, y siempre en cercanías del barrio 960 Viviendas de Villa Mercedes, interceptó a otra víctima, a quien no logró robarle sus pertenencias, pero sí a herirla con un cuchillo o cúter en una pierna.

Según las averiguaciones del personal de la Comisaría 10ª y de la fiscal instructora Stefanía Cifuentes, ese ladrón de tres asaltos al hilo podría ser Martín Rafael "El Pelota" Altamirano.

El sospechoso de 29 años fue demorado en el transcurso del jueves, es decir, el día de los hechos, y antenoche quedó formalmente detenido por "Robos calificados reiterados". No es la primera vez que "El Pelota" está tras las rejas. De hecho, según informó una fuente policial, en enero cumplió una condena por otro robo. Desde 2011 tiene, al menos, unas diez causas en diferentes juzgados, algunas por amenazas, daños y resistencia a la autoridad, pero la gran mayoría son por delitos contra la propiedad.

El primer atraco lo sufrió Sosa, a las 4, en Tucumán y Guido. Fue interceptada por un ladrón mientras esperaba el colectivo que la llevaría a la fábrica donde trabaja. "Flaca, dame todo", le dijo. Luego le colocó un elemento en la cintura y la tiró al suelo. En la caída se golpeó la cabeza.

El delincuente le lanzó unos puntazos con un arma blanca que le tajearon sus prendas, pero la mujer pudo resistirse y pidió ayuda a gritos. Un compañero la auxilió y el asaltante huyó.

Veinte minutos después, Torres fue atacada en Yrigoyen y Chile, cuando subía a su auto. El delincuente le pegó una piña y logró sustraerle su mochila.

A las 8, en Guillet, entre Brasil y Bolivia, el mismo ladrón interceptó a Griselda Valdez. Forcejearon y él la hirió en la pierna izquierda.

Publicidad