Martín tiene síndrome de Down "quiere ser maestro jardinero" pero no le permiten tener una maestra de apoyo

La familia de Martín intentó conseguir una respuesta por todas las vías posibles, pero los institutos se niegan a responder, por lo que su hermana decidió recurrir a las redes para visibilizar su situación.


Continuar los estudios ha sido “una odisea” para Martín, un joven de Luján con síndrome de Down de 19 años que decidió ser maestro jardinero. Las instituciones donde podría estudiar la carrera no le permiten tener una maestra de apoyo.

Catalina Buchanan, su hermana, denunció en su cuenta de Instagram que dos institutos terciarios de la localidad le están negando el derecho a la educación a su hermano.

En el 2021, Martín terminó la secundaria en el Colegio Montessori y ha intentado continuar sus estudios desde entonces. Catalina explicó que la mamá y el papá del chico están haciendo todo lo posible por vía judicial para que le den la oportunidad, pero no la han conseguido hasta la fecha.

Tuvieron una reunión con la directora general de Escuelas de Mercedes y ella les explicó que los niveles de jardín, primaria y secundaria son obligatorios, pero el nivel terciario no lo es, por lo que el instituto al que Martín quiere ingresar no está obligado a aceptar que el joven tenga una maestra de apoyo. Sin embargo, él necesita esta asistencia para poder estudiar.

El video en el que Catalina hizo esta denuncia tuvo repercusión en la comunidad, en las redes y en los medios. “El video tuvo un impacto positivo y una visibilización tremendos. No esperábamos que fuera de esta manera”, aseguró a Todo Noticias.

“Aparecieron muchísimas personas que se pusieron a disposición para colaborar. Se abrieron varias puertas que ojalá generen el resultado que estamos buscando, que es que Martín ingrese al instituto con una maestra de apoyo”, sumó.

Martín hizo una pasantía como preceptor durante dos años cuando estaba en la secundaria. “La experiencia le encantó y en el jardín se quedaron supercontentos y conformes con él”, confirmó su hermana que también lo describió como “una persona autónoma, independiente” y aseguró que se puede desenvolver perfectamente.

Además, el joven tiene un trabajo en una reconocida heladería. Solo espera la respuesta de uno de los dos institutos donde dictan la carrera que él eligió para poder continuar sus estudios. “No ha podido estudiar nada porque está muy decidido a ser maestro jardinero”, lamentó Catalina.

En Luján, solo existen esas dos opciones, pero ninguna ha aceptado la solicitud de la familia de Martín. “No es una cuestión que tenga que ver con la institución, sino con el sistema educativo en general”. Esto fue lo que remarcó la directora general de Escuelas en Mercedes durante la reunión mencionada.

Catalina considera que es posible que haya “algo de prejuicio” en la obstaculización del ingreso de Martín. “Hay algo de no confiar en que pueda lograrlo, que no pueda llegar a constituirse como maestro jardinero, que no pueda desplegar esa tarea como corresponde. Me parece que tiene que ver con la falsa inclusión”, apuntó.

“Cuando mi mamá comenta que mi hermano tiene síndrome de Down en una de las dos escuelas, le respondieron ‘eso es un problema‘. Me parece que hay un poco de esto, de querer evitarse un problema a futuro desde el desconocimiento absoluto de cómo es Martín y cómo se puede desenvolver”, explica Catalina.

Fueron muchos los mensajes de apoyo y ella agradeció el acompañamiento de la gente. Sin embargo, ante la pregunta sobre cómo sobrelleva Martín esta situación, Catalina confirmó: “Mi hermano está bastante angustiado, frustrado. Es toparse con la injusticia de todos sus compañeros terminaron el secundario, están todos estudiando y él no puede estudiar, pero él es un chico que tiene absoluta resiliencia, encara la vida con optimismo y le pone toda la garra”. (TN)

Publicidad