Más de 900 personas en San Luis están habilitadas a cultivar cannabis medicinal

El 70% tiene entre 18 y 39 años. Los diagnósticos más frecuentes en los sanluiseños autorizados son estrés, bruxismo, ansiedad e insomnio.


En marzo del año pasado, el ministerio de Salud creó el Registro del Programa de Cannabis (Reprocann), que involucra la base de datos de quienes están habilitados para cultivar la planta con fines de tratamiento medicinal, terapéutico o paliativo del dolor.

Pueden anotarse, quienes cuenten con indicación médica y realicen la solicitud ante la cartera nacional. Para eso, deben presentar un consentimiento y una declaración jurada. La autorización tiene una vigencia de un año y una vez que se cumple el periodo, puede volver a gestionarse.

La subsecretaría de Medicamentos e Información Estratégica del ministerio de Salud dio a conocer que en San Luis son 909 las personas que cuentan con el permiso para cultivar cannabis. Los datos surgen de un pedido de acceso a la información pública y son hasta el 14 de julio pasado.

Del desglose por rango etario se desprende que del total, 278 tienen entre 18 y 29 años; 360 entre 30 y 39 años; 173 entre 40 y 49 años; 62 entre 50 y 59 años; y 36 son mayores de 60 años.

cuadro-2-600x170.jpg

Esto significa que gran parte de los habilitados son menores de 39 años y representan el 70,1% de los 909.

Quienes cuenten con la autorización, pueden tener hasta nueve plantas, transportar hasta 40 gramos de flores secas (o seis frascos) o seis goteros de 30 milímetros de aceite de cannabis.

La respuesta del organismo nacional señala además que el 21% (192) de los sanluiseños que tienen la credencial es de sexo femenino y el 79% (717) masculino.

El Reprocann no limita patologías como si sucedía con la letra original de la ley 27.350, que fue sancionada en 2017. Ésta restringía el uso a los pacientes con epilepsia refractaria.

Desde el ministerio de Salud, también enumeraron los diagnósticos más frecuentes en personas habilitadas para el cultivo: estrés laboral, bruxismo, trastorno de ansiedad, insomnio, dolor crónico muscular y migraña.

Por otro lado, en el único departamento de San Luis donde no hay personas habilitadas es en Dupuy. Todos los demás cuentan con personas permitidas, aunque no precisaron la cantidad por cada uno.

cuadro-3-600x170.jpg

Uno de los problemas que surgió en todo el país para obtener el trámite es la falta de médicos que quieran hacer la indicación de la patología para hacer la gestión.

Pero otros encontraron un negocio y cobran el trámite. El monto puede variar, en Buenos Aires el costo va entre los $7 mil y $10 mil.

En qué consiste la solicitud

Para requerir la habilitación hay que ingresar a la página del Reprocann a través de la cuenta de Mi Argentina. Inicialmente, en el formulario hay que completar datos de domicilio, ciudad y provincia.

También es necesario completar información de contacto como teléfono y dirección de correo electrónico.

Luego de eso, es necesario selección el tipo de cultivo. La primera opción “autocultivo” donde el paciente se encarga y responsabiliza por el ejercicio “garantizando las medidas de seguridad apropiadas”.

La segunda es denominada “otro” y determina que “se delega a un cultivador solidario u ONG, quien facilitará el acceso al cultivo y garantizará las medidas de seguridad apropiadas”.

Después de eso, en el primer caso la persona deberá únicamente vincularse con su profesional de salud, para esa acción, tendrá que brindarle el código.

De haber optado por “otro” tipo de cultivo, tendrá que brindarse esa clave a ambas partes: 1) profesional de salud 2) cultivador/a solidario/a, por lo que en este caso deberá realizar 2 vinculaciones.

Publicidad