Mirtha Legrand cumple 95 años: el legado del ícono de la televisión argentina

Nacida bajo el nombre Rosa María Juana Martínez Suárez, la actriz y conductora saltó a la fama en el cine nacional de la llamada "época de oro", para luego transformarse en el ícono más importante de la televisión nacional.


Con una vitalidad envidiable y un éxito en televisión que se sostiene durante décadas, Mirtha Legrand cumple este 23 de febrero 95 años y se convierte en la figura más longeva y activa del espectáculo argentino.

Nacida bajo el nombre Rosa María Juana Martínez Suárez, el 23 de febrero de 1927 en Villa Cañás, Santa Fe, saltó a la fama en el cine nacional en la llamada "época de oro", una etapa de la industria que generaba estrellas emblemáticas y taquilleras. Mirtha fue en su tiempo una actriz con la capacidad de generar un mito glamoroso, meta que alcanzó tras sus primeras apariciones en el cine, a finales de la década del 30 y principios de la del 40.

Durante su trayectoria en el cine, trabajó en más de 36 largometrajes realizados entre 1939 y 1965. Participó, además, en una docena de puestas teatrales. Pero, su popularidad se sostiene por más de medio siglo gracias a sus programas de televisión.

La Chiqui saltó a la fama gracias a un concurso del programa Diario de Cine de Radio Belgrano, en los carnavales de 1939, y llegó al cine de la mano de Luis Cesar Amadori en "Hay que educar a Niní", con Niní Marshall, junto a su hermana Silvia.

Cuando tenía 14 años, su representante Roberto Cerebello la bautizó como Mirtha Legrand, al mismo tiempo que Francisco Mugica la eligió para el papel principal de "Los martes orquídeas" (1941), trabajo que la popularizó en el mundo de habla hispana.

f768x1-1181614_1181741_145.jpg

Su gran simpatía, su belleza, y ese magnetismo que emana de su personalidad, la convirtieron en una institución del mundo del espectáculo argentino. El género romántico primero ("El viaje", "El espejo"), y la comedia brillante después ("El retrato", "La vendedora de fantasías", entre otras) encontraron en Mirtha la intérprete ideal.

Hacia finales de la década del 50 y principios de la siguiente asumió sus compromisos dramáticos más serios. En teatro participó de "La luna es azul" (1957), "Buenos Aires de seda y percal" (1962), con Niní Marshall , "Divorciémonos" (1964) y "40 kilates" (1967), que incluyó el debut en calle Corrientes de Arnaldo André.

En el cine fue figura central de "En la ardiente oscuridad" y "La patota", las dos dirigidas por su esposo, el director franco-argentino Daniel Tinayre (1910-1994). "Con gusto a rabia", que rodó en 1965 en pareja con Alfredo Alcón, fue su última película.

f768x1-1181616_1181743_31.jpg

En televisión participó en varias series de ficción como "M ama a M", "Carola y Carolina" y "Los enredos de Mariana", y a partir de 1968 la pantalla chica se convirtió casi exclusivamente en su medio laboral. Su última ficción televisiva, 46 años después de la anterior, fue “La dueña”, en 2012, por Telefé.

El éxito definitivo llegó en 1968 con el ciclo de entrevistas "Almorzando con las estrellas" por Canal 9, con figuras del espectáculo, el deporte, la ciencia y la política que le propuso Alejandro Romay y que logró rápidamente 18 puntos de rating promedio. El programa adoptó luego el nombre "Almorzando con Mirtha Legrand", y a partir de 1973 se lo vio también un año por Canal 7, El Trece y América, fue varias veces víctima de censuras y totaliza, hasta ahora, 52 temporadas.

f768x1-1181617_1181744_0.jpg

En cuanto a premios, Mirtha ganó el premio Cóndor de Plata en 1945 por su labor en "La pequeña señora de Pérez", como uno especial a su trayectoria en 1997, entregado por la Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina. Recibió 15 Martín Fierro, uno de Oro en 1993, a la trayectoria en 2008 y el de Platino en 2009, entregados por Aptra, dos premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina, en 1944 y 1952, y tres Konex, uno de ellos de Platino.

Publicidad