Murió un motociclista que chocó en la ruta 1

Gabriel Farías conducía una moto al sur. Chocó contra una camioneta. Su cuerpo dijo basta tras accidentarse el miércoles, a la altura de Villa Larca.


Las lesiones fueron demasiado para Gabriel Farías y su cuerpo dijo basta la noche de este domingo. El joven, quien tenía 29 años, sufrió un grave accidente el miércoles a la noche en la ruta 1, cerca del ingreso a Villa Larca, mientras conducía su moto.

El comisario Jerónimo Molina, jefe de la Subcomisaría 16ª de Villa Larca, informó que el hecho ocurrió cerca de las 20:10 a la altura del kilómetro 27, justo frente al loteo Aguas Blancas, en el límite de jurisdicción con la localidad de Cortaderas.

Farías conducía una moto Honda CB 250 roja al sur. Delante de él, en el mismo sentido, Néstor Febre iba al mando de una Toyota Hilux. Según comentó el hombre, quien vive en la zona rural de Villa del Carmen, él solo sintió un fuerte estruendo que le hizo perder la maniobrabilidad y, al estacionar en la banquina, notó al motociclista tirado.

El impacto fue del lado del conductor, entre la puerta y el guardabarros delantero, lo que hace presumir que Febre quizá giró a la derecha para ingresar a un camino de tierra que nace hacia el este. La Policía solo acotó que la mecánica del choque será determinada por las pericias que labró la División Criminalística y el informe del Departamento de Delitos Complejos.

Cuando llegó la ambulancia del Sempro Farías estaba consciente. En primera instancia lo trasladaron al Hospital "Madre Catalina" de Merlo, pero por la seriedad de sus lesiones fue trasladado de urgencia al Hospital Central "Ramón Carrillo".

40 personas han muerto como consecuencia de accidentes viales ocurridos en rutas y caminos de toda la provincia en lo que va de 2022, según los registros de este medio.

Una fuente judicial comentó que el motociclista tenía una fractura expuesta de tibia y peroné y un fuerte golpe en el tórax, lesiones que se cobraron su vida cerca de las once de la noche del domingo.

Si bien nunca pudieron tomarle declaración, los investigadores creen que la víctima regresaba a Villa Larca, donde residía, aunque su domicilio era en Papagayos. Quizá lo hacía de su trabajo, ya que al parecer realizaba labores en las localidades de Carpintería y Los Molles.

En la escena del choque hallaron un casco protector, pero no pudieron determinar si lo llevaba colocado.

Los vehículos quedaron secuestrados por directivas de la fiscal adjunta Lorena Ohanian, quien también ordenó la entrega de los restos a la familia ayer. No obstante, hasta anoche eso no había ocurrido ya que el cuerpo fue sometido a una autopsia, practicada por el médico forense Luis Lucero Arienti, para determinar la causa efectiva de muerte.

Publicidad