Nueve personas con discapacidad motriz recibieron su primera bici

Los niños y jóvenes ahora cuentan con su rodado adaptado gracias a una cruzada solidaria nacional.


Horas sin dormir y una sonrisa de oreja a oreja. De esa forma, nueve niños y jóvenes con discapacidad motriz le dieron la bienvenida a su primera bicicleta. Los chicos fueron seleccionados por la Fundación Jean Maggi para recibir un rodado adaptado a través de una campaña solidaria e inclusiva. Esta nueva herramienta les permitirá mejorar su calidad de vida y les brindará mayor movilidad, además de nuevas experiencias y aventuras.

El grupo mercedino formó parte del #1.000BicisChallenge que lanzó la organización cordobesa para llegar a cientos de personas con diferentes discapacidades. Después de superar varias etapas, la ONG les dio la buena noticia y los convocó al estadio "Mario Kempes" para recibir a su tan ansiada compañera de vida. Hasta allá viajaron los chicos y chicas junto a sus familias. La entrega fue el viernes con una fiesta que tuvo como premisa la integración.

“Fue una experiencia muy hermosa, nos movilizó a todos. Nos encontramos con un lugar gigante y con muchas historias de vida, fue emocionante. Es impresionante lo que hace la fundación por las personas que no pueden movilizarse. Además, el viaje fue súper cómodo y tranquilo, porque íbamos a Córdoba, pero el destino no era un hospital o un consultorio, era ir a buscar un cambio”, expresó Carolina Gatica, mamá de Malena Nievas, una de las adolescentes que fue beneficiada.

A la bicicleta de la jovencita de 15 años todavía hay que hacerle unos pequeños retoques, pero ella está ansiosa de poder probarla. “Estamos muy felices por ella, nunca había podido tener una. Este vehículo es sinónimo de libertad, de movimiento e independencia, algo que quizá su silla de rueda no logra darle del todo. La va a ayudar con su movilidad, para sacar fuerza en los brazos porque los pedales están a la altura de las manos”, dijo Gatica.

Los familiares de Héctor Manuel Lucero Barrales, un chico de 17 años que tiene retraso madurativo y que también fue elegido, todavía no caen de tanta felicidad. En el viaje de regreso a Villa Mercedes, Héctor no durmió de la alegría, porque quería salir a pasear de inmediato. Ignacio, su hermano mayor, contó que para ellos “fue una sensación inexplicable” verlo tan alegre. “Mi hermano y todos los chicos que fueron volvieron súper emocionados. Fue un encuentro muy lindo y emotivo de ver. Había muchas personas que nunca habían tenido una bicicleta”, recordó.

Al vehículo del joven tuvieron que añadirle un respaldar al asiento para que pueda manejar sin perder el equilibrio. “Mi hermano puede caminar, con un poco de inconvenientes, pero no muchos. Es un gran paso para él. Esta movilidad le va a ayudar a tonificar sus piernas para que pueda caminar mejor”, remarcó Ignacio.

Los rodados fueron distribuidos en diferentes partes del país, incluso también llegaron a la capital puntana y de otras localidades. En Villa Mercedes, Benicio Gaitán fue el beneficiario más pequeño, con tan solo cinco años. El niño convive con una hidrocefalia que le afectó su parte motriz, pero eso no será un impedimento para que pueda disfrutar de su flamante compañera. “La que le tocó a él tiene una forma similar a un triciclo y en su caso tiene que utilizar las fuerzas de las manos para trasladarse. Ya la pudimos probar, anduvimos por nuestro barrio. Todavía le cuesta un poco, pero ya se va a acostumbrar”, mencionó Nora Carmona, su mamá. La mujer hizo hincapié en que esta adquisición no solo le va a ayudar a movilizarse por sus propios medios, sino que además le permitirá integrarse mejor. “Cada vez que veía a un chico en su bici o su triciclo él quería hacerlo también y la verdad es que no se podía. Era muy difícil conseguir algo similar, porque son elementos muy costosos, y ahora ya no va a ser así”, sostuvo.

Las familias destacaron que el viaje les permitió conocer otras realidades y empatizar con las diferentes historias. Por otro lado, indicaron que pudieron llegar hasta Córdoba gracias a la colaboración que recibieron desde el Municipio.

Lorena Mercado, secretaria de Desarrollo Social, contó que se pusieron en contacto con los vecinos y vecinas unos días antes para proveerles un vehículo que cumpliera con las necesidades que ellos requerían para salir a la ruta. “La idea era que pudieran hacerlo de forma cómoda y segura, entonces nos reunimos y buscamos las mejores opciones para viajar. Así es que pusimos a disposición una tráfic y un trailer para traer las bicicletas. Para nosotros fue muy movilizante el poder acompañarlos. Porque es una forma de sumar oportunidades de movimiento para las personas con discapacidad, y eso es reflejo de las intenciones de seguir sumando políticas públicas y continuar apostando por un municipio inclusivo”, aseguró.

Publicidad