Otros tres jóvenes imputados por el homicidio de Benítez

Pareja. Leonel Escudero (en primer plano) y su novia, Jenifer Lucero. Foto: Martín Gómez.
Pareja. Leonel Escudero (en primer plano) y su novia, Jenifer Lucero. Foto: Martín Gómez.

Una es una chica de 17 años. Excepto ella, a los otros tres acusados les impusieron 90 días de prisión preventiva.


Cuatro jóvenes se sentaron ayer ante el juez de Garantía Marcelo Bustamante Marone, en una audiencia de imputación de cargo por el homicidio de Emanuel Benítez: Leonel Escudero y su novia, Jenifer Lucero (ambos detenidos el martes en la ruta 37, entre El Trapiche y La Florida), Sergio Flores (primo de la víctima, quien ya está con prisión preventiva desde el 3 de marzo pasado) y N.N.B., una adolescente de 17 años. Para el fiscal Ricardo Barbeito, hay evidencia de que los cuatro tuvieron participación en la agresión contra el muchacho, que fue cometida el 28 de febrero a la mañana en el barrio República. Lo golpearon en la cabeza brutalmente, con su casco. Y encuadró su conducta en un homicidio doblemente agravado, por la participación de más de dos personas y por haber sido cometido para ocultar otro delito, en este caso, el robo de la moto y de otros elementos personales.

Para el fiscal, hay elementos que indican que el último día de febrero, a las 7:45, aproximadamente, en la manzana 66 del barrio República, los acusados golpearon a Benítez hasta dejarlo inconsciente. Luego lo despojaron de sus pantalones, zapatillas y de su rodado, dejándolo tirado y ensangrentado en la calle.

Si bien él tuvo la audiencia de imputación de cargo hace 15 días, Flores, de 20 años, fue trasladado nuevamente ayer ya que cuando esta se realizó, Benítez estaba grave, pero aún con vida, por lo que en ese momento fue imputado por “Robo agravado por lesiones graves”. Tres días después, el 6 de marzo, su primo falleció por las heridas que tenía en la cabeza. Por eso, ayer el fiscal planteó el cambio de calificación a homicidio, con los dos agravantes referidos anteriormente.

A Flores, en esa audiencia precedente, el juez le impuso 120 días de prisión preventiva, tal como requirió en esa oportunidad el fiscal. Ayer, Barbeito solicitó que a los dos últimos detenidos, Escudero y Lucero, les aplicaran la misma medida de coerción personal, por igual tiempo. Argumentó que ese era el plazo necesario para producir pruebas pendientes, tales como testimoniales y pericias de distinto tipo.

A su turno, el defensor oficial penal Carlos Salazar, quien asumió la representación de la pareja, dijo que le parecía que ese plazo era excesivo y pidió que fuera de 90 días. El magistrado estuvo de acuerdo con ese planteo y les impuso ese tiempo de prisión preventiva a los novios.

Rápido de reflejos, ante esa resolución, Iván Coria, defensor de Flores, solicitó que, atento a que su cliente está acusado por el mismo delito, se le redujera el plazo de prisión preventiva que le habían fijado, de 120 a 90 días. Y el juez hizo lugar.

En relación a la adolescente, que estuvo acompañada por su madre y que fue asistida en la audiencia por los defensores oficiales Nadia Agúndez y Sebastián Privitera, el fiscal no solicitó prisión preventiva. Al momento de dar la resolución, el magistrado le dijo a la joven que debía cumplir con ciertas pautas, como permanecer junto a su madre (quien estuvo en la audiencia), presentarse cada vez que fuera convocada por la Fiscalía para alguna diligencia de la causa y avisar y solicitar autorización en caso de necesitar ausentarse de la jurisdicción.

En dos momentos, al inicio y al finalizar la audiencia, el juez les preguntó a los acusados si iban a declarar, y todos se abstuvieron.

Publicidad