Para la fiscal, el asesino serial de Ramallo les inyectó aire a las víctimas: "reacción mortal"

La fiscal cree que Grottini buscó provocarles a las víctimas - su hija, mamá y hermano- un paro cardíaco.


La fiscal de San Nicolás que investiga al exfunebrero Pablo Damián Grottini como presunto autor del triple homicidio de su madre, su hija y su hermano, aseguró que la búsqueda que el imputado hizo en Internet sobre “cómo causar una muerte a una persona” fue el elemento principal por el que pidió su detención y que, a partir de los hallazgos en sus teléfonos y computadoras, la hipótesis es que pudo haberles inyectado “aire” por la vía del suero para causarles un infarto.

En distintas entrevistas con los medios, la fiscal Belén Baños confirmó que los hallazgos sobre “la búsqueda repetitiva” que entre 2019 y los días anteriores a la muerte de su madre hizo en la web Grottini fue lo que la decidió “a pedir la detención”.

“La búsqueda versa sobre cómo dar muerte a una persona a partir de la introducción de algo en las venas. ‘Qué pasa si inyecto aire en las venas’, ‘qué medicamento se puede tomar para causar la muerte’, ‘cuánto después de introducir aire se produce el infarto’ y búsquedas similares”, enumeró a modo de ejemplos la funcionaria.

Baños puntualizó que “la búsqueda en Internet era más que nada respecto de qué pasa si se introduce aire en el cuerpo”, ante lo cual remarcó: “Manejamos la hipótesis de que hubiese podido inyectarles aire en una cantidad abundante y suficiente para causar la muerte”.

El llamado que disparó la investigación

Baños explicó que la causa se inició el sábado pasado a la madrugada a partir de un llamado de una médica de guardia del Hospital San Felipe de San Nicolás que le informó “una muerte dudosa, no sólo por lo imprevista sino por determinadas circunstancias como ser el suero pinchado por una aguja, una ampolla abierta que no se correspondían con las que suministran en el hospital y el hecho de que (la víctima) había estado sola al cuidado de su hijo en un box”.

“Hablamos de una señora que entró con un leve malestar y en pocas horas falleció de un paro cardiorrespiratorio”, dijo sobre la muerte de Teresita Di Martino, madre del acusado. Por otra parte señaló que al tomarle declaración a los médicos, todos recordaban a Grottini no solo porque trabajaba en una empresa funeraria y frecuentaba el hospital, sino porque en ese mismo centro médico había muerto su hija el año anterior. “Todos, no solo recordaban los hechos porque fueron personas sanas que fallecieron en forma repentina, sino que recordaban al imputado y todos hicieron referencias a actitudes extrañas”, comentó.

Al referirse a ellas, detalló: “Una excesiva inquietud cuando el cuadro de los pacientes era leve, una insistencia por permanecer solo al cuidado del paciente y el dato del suero. Todos los pacientes tenían el suero colocado y habían estado en soledad en contacto con el imputado”.

79873211255363.jpg

“La manguerita del suero de la madre estaba pinchada. Del hermano que fue en 2019 se puede sospechar que algo similar haya pasado, pero nadie recuerda que haya sido alterada o pinchada la vía. Sí, en el caso de la hija, tanto la enfermera como la médica recuerdan una situación relativa al suero que estaba manipulado, que él llamó para dar aviso de esa circunstancia y que las sábanas estaban mojadas”, explicó la fiscal.

Baños confirmó que Grottini y las tres víctimas vivían juntos en el mismo domicilio de la localidad de Villa General Savio, partido de Ramallo, y que tanto la familia como las personas que lo rodeaban “no lo puede creer”, “están consternadas” y que recién ahora algunos vecinos recuerdan algunas actitudes sospechosas.

“Es una persona amable, servicial, así lo describen”, comentó la funcionaria judicial, quien luego confirmó que Grottini “trabajaba en una empresa funeraria y también es ministro de culto de la Iglesia católica”. “Tenía una vida normal, nadie de su entorno sospechó ni puede creer ahora los hechos que se le imputan”, añadió.

Consultada sobre el posible móvil del triple crimen que le imputó, la fiscal contestó: “No se puede determinar en este momento. Eso se determinará, si es posible, a partir del análisis de la historia de vida del imputado y el diálogo con vecinos y familia”.

Sobre los posteos que el detenido hizo en Facebook con fotos y mensajes referidos a las muertes de su hija y su hermano, la fiscal dijo que son “materia de investigación”. “Todo lo analizamos de manera entrelazada, hace un poco a la personalidad de él que será materia de estudio. Es muy determinante establecer ante qué tipo de personas estamos para ver si formó parte de su plan publicar imágenes sensibles o amorosas de su hija”, afirmó.

Consultada sobre la posibilidad de que haya más víctimas, Baños respondió que “de momento no hay ningún dato que pueda vincular al imputado con otra muerte en la familia” y confirmó que ayer fue al cementerio y constató con su equipo de trabajo que “tanto la hija como el hermano fueron cremados”, por lo que no se podrán exhumar esos cadáveres para realizar autopsias que clarifiquen sus muertes.

Los análisis que develarán cómo murió la madre del presunto homicida

Los análisis complementarios a la autopsia de la madre del hombre acusado del triple homicidio de tres integrantes de su propia familia en San Nicolás serán clave para confirmar, tal como sospecha la Justicia, si el imputado le inyectó aire u alguna droga por el suero para provocarle un paro cardíaco.

Fuentes judiciales informaron a Télam que la fiscal de San Nicolás Belén Baños ya dispuso que las muestras extraídas en la autopsia de Teresita Di Martino (61) sean remitidas a la sede central de la Superintendencia de Policía Científica de la policía bonaerense en la ciudad de La Plata.

Los médicos forenses que practicaron la autopsia extrajeron muestras de sangre y orina que servirán para los estudios toxicológicos mediante los cuales se buscará determinar si a Di Martini le suministraron antes o durante su internación alguna droga que haya podido provocarle el paro cardiorrespiratorio que causó su muerte.

Con estos análisis se podrá establecer si en su organismo había Diazepan, que es la droga sedante que había en las ampollas encontradas en el box 3 de la guardia del Hospital San Felipe, de San Nicolás, donde la víctima estuvo a solas con su hijo, que los médicos declararon no haberle suministrado a la paciente y que pudo haber sido inyectada por alguna de las dos vías de suero pinchadas detectadas por los profesionales del centro médico.

También se realizarán en La Plata estudios “histopatológicos” que son aquellos que estudian en forma microscópica los órganos y tejidos con el denominado “pool de vísceras” que los forenses extrajeron en la autopsia para su análisis.

Publicidad