Cargando...

Pepe Costa fue despedido por el Barcelona y se mudó a París con el crack argentino

Pepe Costa y Leonel Messi
Pepe Costa y Leonel Messi

Luego de 18 años, el asistente y amigo de Lionel Messi rompió su vínculo con el Barcelona. Se reencontrará con su hijo Álvaro, quien trabaja muy cerca de Neymar. Joel González Bonilla tomará el lugar de Pepe Costa.

El español Pepe Costa es casi literalmente “la mano derecha” de Lionel Messi, un lugar al que llegó por su cargo como responsable en la oficina de “Atención al jugador” de Barcelona. Ante la salida del rosarino para ir al París Saint Germain (PSG), Costa fue despedido por las autoridades del club catalán.

Quién es Pepe Costa, inseparable de Messi A Costa se lo puede observar en cualquier imagen que acompañe a Messi fuera del campo de juego, en cualquier época y lugar del año, ya sea en plena temporada futbolística como en vacaciones, y también dentro de las concentraciones del seleccionado argentino.

A medida que fueron pasando los años, Costa se fue alejando de la gestión diaria al frente del área para el que había sido contratado por el club y se fue acercando a Messi. Logró una estrecha relación con su ámbito familiar, razón por la cual suele estar presente en cualquier celebración íntima. Su vínculo es tan fuerte que a los dos se les venció el contrato con el Barcelona el pasado 30 de junio, pendientes a que se decidiera el futuro de Messi.

En cuanto se concretó el traslado de Messi a PSG, desde el Barcelona le confirmaron a Costa la finalización del vínculo. No fue una preocupación porque el rosarino puso entre los considerandos de su contrato que Costa lo acompañara en el club francés.

Neymar y el hijo de Costa De todas formas, el acceso a la entidad parisina estaba allanado de antemano porque Álvaro, hijo de Pepe Costa, cumple la misma función como “mano derecha” pero del brasileño Neymar.

En cuanto al reemplazo de Costa, en el departamento de “Atención al jugador” del Barcelona, la elección es llamativa. Se trata de Joel González Bonilla, de 32 años (Costa, exdefensor de Sabadell, Murcia y Salamanca, ya pisa los 50), quien tiene los más altos pergaminos como representante olímpico español en taekwondo.

Es que González Bonilla, oriundo de Figueres, fue nada menos que medalla de oro en Londres 2012, bronce en Río de Janeiro 2016 y campeón mundial en 2009 y 2011. Es licenciado en Criminología, ya se retiró del taekwondo y ahora atenderá a todos los futbolistas “culés” restantes.